El negocio de los hoverboards está que arde

Empresas

Más de medio millón de estos patinetes estarían siendo retirados del mercado debido a su riesgo de incendio.

Los hoverboards fueron uno de los regalos estrella de las navidades de 2014, pero el año pasado el negocio de estos sucesores de los segway dejó de ir sobre ruedas. Varios modelos de distintos fabricantes fueron prohibidos por inseguros, no solo por los accidentes que podían provocar al usarse en zonas urbanas y concurridas, sino también por sus posibles riesgos de salir ardiendo.

Muchos hoverboards emplean paquetes de verías de iones de litio que son propensos al calentamiento y pueden llegar a producir, humo, incendiarse y en algunos casos llegar a explotar.

La Comisión Americana de Productos de Seguridad de los Consumidores (CPSC) está pidiendo ahora que más de medio millón de estos patineres sean retirados por el mismo motivo. En esta ocasión el veto no solo afecta a marcas poco conocidas provenientes de China, sino que concierne a una lista más amplia de empresas.

“Estamos instando a los consumidores a actuar con rapidez. Hemos concluido definitivamente que estos no son productos seguros de la forma en la que han sido diseñados”, señala el presidente de la CPSC, Elliot Kaye, a ABC News.

“Los consumidores deben dejar de usar estos productos retirados del mercado y ponerse en contacto con su proveedor para devolver su hoverboard a cambio de un reembolso completo, una reparación gratuita o un cambio por otra unidad, dependiendo del modelo”, pide la CPSC.

La marca más afectada por la medida sería Swagway, representando unas 267.000 unidades. Su modelo Swagway X1 está en la lista negra, junto al Hovertrax de Razor, el Airwalk Self Balancing Electric Scooter, el iMoto, el Hype Roam, el Wheeli y otros como 2Wheelz, Back to the Future, Mobile Tech, Hover Shark, NWS, X Glider and X Rider.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor