El pajarito enfada a sus usuarios y desarrolladores

Empresas

Una de las claves de Twitter para su gran expansión e implantación a nivel golbal es la facilidad de utilización de su API. Una API es una especie de aplicación o norma que permite utilizar los servicios de una web fuera de esta, en este caso Twitter.

Pero parece que a Twitter no le hace mucha gracias que cada uno ande por libre.

Seguro que todos los gizmoadictos conocen el típico botón de twitear que aparece desde en Itespresso como en casi todas las webs de noticias y artículos de toda la red. O el típico timeline que tiene un usuario integrado en su blog para que todo el mundo lea lo que escribe en su Twitter si necesidad de acceder al mismo.

Pues algo tan sencillo como eso no es lo que se va a ver afectado pero si maneras de integración de contenidos, como imágenes o enlaces, los cuales sean utilizados por más de 100.000 usuarios. Este tipo de aplicaciones deberán pedir un permiso especial para seguir utilizando la API de Twitter.

En breve se presentará la versión 1.1 de la API de Twitter englobando dichas novedades y los desarrolladores tendrán un plazo máximo de 6 meses para aplicar los cambios pertinentes para adecuarse a la nueva normativa. En caso de no hacerlo puede serles retirado el servicio y eliminado el contenido de Twitter presente en sus respectivas webs o servicios.

Sin duda esto ha enfadado a los desarrolladores ya que únicamente ven una manera de limitar las aplicaciones externar a la red social con el único objetivo de mantener un control sobre la misma. Aunque desde Twitter aseguran que es para facilitar al usuario la utilización de la misma y no provocar demasiada disgregación en cuanto a la presentación de los contenidos.

Sin duda esto afectará a los usuarios y habrá que ver de qué manera. [La Información]

Autor: Yealfa
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor