El perro rascador: cuando tu gato se enamoró de un cánido

Empresas

El perro será el mejor amigo del hombre, pero también puede serlo del gato. Por lo menos este perro que te presentamos hoy que en realidad es un rascador para gatos con forma canina. Un objeto decorativo, un juguete para tu gato y una forma de tener perro y no tener que sacarlo a pasear. Tu minino se entretendrá dejándose las uñas en este rascador, en lugar de hacerlo en tus muebles, y la única precaución que deberías observar es que si alguna vez tu gato se encuentra con un perro de verdad no crea que se va a quedar inmóvil mientras se sube encima a clavarle las uñas en la lomera.

En el interminable debate sobre las mascotas domésticas y la eterna batalla perros/gatos (incluso llegaron a hacer una película sobre el tema) puede que los amantes de los gatos finalmente den su brazo a torcer con este original rascador para su animal de compañía.

También es posible que los amantes de los perros pongan el grito en el cielo o quieran que sus mascotas también puedan tener un gato de juguete para que lo mordisquéen sus cánidos (ahí hay un negocio, ojo con eso). Lo cierto es que los que se decidan a poner uno de estos perros de cuerda en su vida también deben preparar la cartera porque cuesta algo más de 400€ la broma. Dinero suficiente para llenar la casa de rascadores diversos, por no hablar de la de cuerda que puedes comprar con ese dinero y dedicarte a envolver con ella, por ejemplo, el sofá.

Con todo, insistimos en lo que apuntábamos al principio. Que tu gato no se acostumbre a que puede subirse encima de un perro y arañarlo a placer, no vayamos a tener un disgusto. ─[Erik Stehmann]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor