El polo norte se nos va de marcha

Empresas
0 0

Estamos perdiendo el norte. En serio. No, no me refiero a que estemos a punto de salir todos a la calle corriendo desnudos y con manguitos y una pandereta.
El norte, el polo norte magnético para ser más exactos, se está moviendo. Un desplazamiento de unos pocos kilómetros, año tras año, es habitual, pero su desplazamiento desde 1990 ha sido el cuádruple de lo común. Descubre más sobre este extraño fenómeno tras el salto.

El polo norte magnético fue encontrado por vez primera por el explorador escocés James Clark Ross. Era el año 1831, y en ese momento estaba situado al norte de Canadá. (No coincide con el Polo Norte geográfico, están separados actualmente por unos 1600 km).

Durante más de 150 años, el Polo Norte se desplazó menos de 15 km anuales. Entonces, desde 1990 en adelante, comenzó a acelerar, incrementando su velocidad hasta más de 55 km/año, hacia el norte-noroeste geográfico. De seguir así, en una década, aproximadamente, sobrepasará el polo norte geográfico y llegará a Siberia.

¿Por qué ocurre esto? La explicación no es sencilla, pero está relacionada con penachos de fluido menos denso provenientes del núcleo interno del planeta, que suben de forma helicoidal tomando por eje el de rotación terrestre. Y como un campo magnético lo produce una carga en movimiento y este fluido es principalmente hierro, el Polo Norte se va de vareta.

Bueno, mientras no se produzca una inversión de los polos, no pasa nada. Mientras tanto, nuestra brújula apuntará a Siberia, en unos años. — Javier G. Pereda [Scientific American, foto: Wikimedia Commons]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor