El Porsche que llevaba LeMans en su interior

EmpresasInnovación

Has leído bien. No es el circuito quien tiene al coche en su interior sino a la inversa. Y todo porque de alguna forma hay que seguir demostrando que la única diferencia entre un hombres un niño es el precio de sus juguetes, incluso si hablamos del slot, los coches escala 1/24 popularizados bajo la marca Scalextric y que en esta ocasión vienen en modo diorama homenajeando la mítica carrera de LeMans y en especial a uno de sus protagonistas más cinematográficos, el Porsche 917 conducido por Steve McQueen en la película homónima al circuito galo.

Una replica a escala tamaño real del Porsche 917 que ganaba carreras de resistencia allá por 1971 es año que todo amante del mundo del motor desearía poder tener en casa. Pero si además en su interior oculta todo un circuito a escala 1:32 de slot con sus propios decorados, árboles y arbustos, farolas, vallas protectoras de madera y sobre todo los edificios y elementos propios del mítico circuito incluyendo boxes y graderío.

La chicane Ford, los carteles de Esso y Martini, por no hablar del emblemático puente con el arco en forma de neumático Dunlop, señas de identidad de la Historia del Automovilismo que ahora permiten que los pequeños bólidos del Scalextric recorran su asfalto a escala.

Y no hay que olvidar la lista de vehículos a disposición de los pilotos, una docena de ejemplares en edición limitada reproduciendo colores y decoración de la época incluyendo un Ferrari 512 Coda Lunga o un Lola T70, además de (¡cómo no!) el propio Porsche 917 que sirve de “contenedor” del espectacular circuito.

Lo único malo lo dejamos para el final. Lo has adivinado, el precio… $125.000 de nada. -[Hammacher Schlemmer]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor