El portátil impulsa las ventas de PCs en España

Workspace

Ranjit Atwal, analista de Gartner, habla en exclusiva con nosotros analizando los resultados del último estudio sobre ventas de PC.

El segundo trimestre de este año ha sido testigo del repunte de la producción de ordenadores personales, según se desprende de los datos procedentes del estudio trimestral que lleva a cabo por la consultora Gartner. El número total de ordenadores fue de 48,9 millones, lo cual supone un incremento del 14,8 con respecto al mismo periodo del año anterior. Estas cifras superan en dos puntos porcentuales las previsiones de la consultora. Ranjit Atwal, analista de Gartner para nuestra región y especializado en plataformas con el que hemos podido hablar, indica que han sido las “fuertes ventas de portátiles en casi todos los mercados las que han llevado a este crecimiento”. Atwal afirma que “han sido las pymes” el grupo que mayor impulso ha dado al sector.

Dell aumentó su dominio mundial acaparando un 17,9 por ciento del total. HP le va a la zaga, mostrándose muy fuerte en mercados casi todos los mercados, con excepción del estadounidense. Lenovo, la marca que se hizo con la fabricación de PCs de IBM, ocupa el tercer lugar. La situación tras la fusión parece rodar a un ritmo adecuado, aunque Atwal comenta que “habrá que esperar a los siguientes trimestres para conocer más detalles” de su rendimiento. Atwal reconoció que el proceso de fusión no puede ofrecer un panorama totalmente definido.

Por otro lado, la región europea gozó de un repunte importante. “El mercado de PCs para EMEA observó un fuerte incremento en las ventas de junio. Esto se debió por una descenso de dos dígitos en el promedio de venta de los portátiles”, indica Atwal. “Además, los acuerdos promocionales de final de trimestre aumentaron los niveles de inventario en sustitución de la demanda de usuario. Esta es una estrategia insostenible a medio plazo”.

Las cifras muestran que en los mercados europeos menos saturados de Europa Occidental, como España e Italia, se comportaron por encima del resto. En concreto, España tuvo un fuerte crecimiento porque se redujo el precio de los portátiles en un 10 por ciento. Atwal indica que los usuarios españoles tienden a elegir portátiles antes que desktop. “España nunca ha sido un país de ordenadores de sobremesa”, comenta el analista, por lo que se tiende a optar por ordenadores portátiles. El descenso de precios ha espoleado las ventas entre usuarios domésticos y pymes, que han sido las que mejor rendimiento han obtenido.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor