El PowerPoint se cuela en la universidad

Empresas

Los aspirantes a recibir educación en Chicago tendrán que presentar en su solicitud una presentación de 4 diapositivas.

En su mayoría, los ordenadores son considerados objeto de la educación. Cada vez más en los colegios, se impone la educación tecnológica como asignatura esencial para la incorporación del niño a la vida actual. Y en menor medida, aunque también con fuerza, los ordenadores se incluyen como herramientas de refuerzo para la educación de otras materias. Los proyectores de diapositivas son cosa del pasado, lo nuevo: clases informatizadas con ordenadores en red y proyectores de video.

La intención de informatizar los colegios está ahí, tal y como se puede ver en la página del proyecto Grimm. Lo nuevo es que los ordenadores no sean objeto educativo sino condición indispensable a esta. La Universidad de Chicago acaba de anunciar que para el próximo curso aquellos estudiantes que quieran una plaza deberán incluir en su solicitud una presentación PowerPoint de cuatro diapositivas.

La Universidad asegura que en ningún caso se trata de una medida para poner a prueba el conocimiento de los alumnos sobre el programa de Microsoft, si no más bien de darles la opción para expresarse creativamente.

Según cálculos de Microsoft, PowerPoint es usado unas 30 millones de veces al día, aunque no de manera correcta. Las presentaciones a menudo se hacen farragosas y aburridas haciendo más difícil la compresión de aquello que se quiere explicar.

Los estudiantes de la Universidad de Chicago en su futuro profesional a menudo tendrán que utilizar PowerPoint como herramienta de trabajo y con esta medida se pretende cuantificar que pueden aportar diferente. No hay más restricciones que utilizar hipervínculos y no insertar video, y como no hay más requerimientos cada alumno puede dar rienda suelta a su fantasía en 4 diapositivas: presentándose a sí mismo, explicando que busca de la universidad o escribiendo una poesía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor