El primer ministro de Finlandia culpa a Apple de sus problemas económicos

Empresas
Finlandia

Los políticos suelen buscar excusas y echar la culpa a otros de su mala gestión, pero Alexander Stubb, primer ministro de Finlandia, ha usado una de las más burdas echando a Apple parte de la culpa de su mala economía.

Si bien Finlandia está muchísimo mejor que España en cuestiones económicas, la devaluación de la calificación de Finlandia de AAA al actual AA+ el pasado viernes por parte de Standard & Poor, tiene consecuencias económicas que el primer ministro del país, Alexander Stubb, tendrá que solventar cuanto antes.

El primer ministro habló con la CNBC, allí parece que los dirigentes están más preparados y saben hablar inglés perfectamente, y comentó la nueva calificación y el estado económico actual de Finlandia. La debacle de Nokia tiene un impacto directo en la economía de Finlandia y ha indicado como la crisis financiera les ha llevado a una crisis de deuda y finalmente a una crisis de crecimiento.

Pero Stubb también comentó que sus dos grandes problemas industriales son ahora la crisis de Nokia y la de la industria del papel, que según sus propias palabras han sido víctimas de Apple, “podría decir que el iPhone mató a Nokia y la iPad mató a la industria del papel, pero volveremos”.

Nada de eso tiene sentido, ya que ambas industrias han sido ellas solas las propias causantes de su fracaso. Google y Android han tenido un enorme éxito, así como otros muchos fabricantes, y la industria del papel ha tenido tiempo de sobra para buscar usos alternativos como la biomasa, que ahora empiezan a desarrollar en el país mucho más.

Pero quitando la anécdota de una declaración bastante absurda en la que parece no saber nada de ambos mercados, al parecer el gobierno de Finlandia al menos si tiene un plan, que se basa en fomentar la innovación y el crecimiento de la industria con apoyos públicos. Veremos si les sale bien, peor que en España seguro que no lo pueden hacer.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor