El rifle que se guarda en su propia culata impermeable

Empresas

Puedes ser aficionado a la caza, al tiro al plato o simplemente querer practicar por si un día llega un apocalipsis zombie, pero aquí en Itespresso pensamos que las cosas hay que hacerlas siempre con estilo y siendo prácticos. Y si además todos estos chismecicos que tanto nos gustan ocupan poco espacio, casi que mejor. De ahí que hoy nos hayamos centrado en este curioso rifle que se puede desmontar y guardar todas sus piezas en el interior de la propia culata que, además, es a prueba de agua.

Una ingeniosa disposición de las piezas en el interior de la culata convierte a este rifle en algo que nos puede recordar a esas pelis en las que el francotirador, asesino a sueldo por más señas, se acomoda en la azotea (“T.J., al tejado“) y comienza a montar un rifle que saca de un maletín… ¡pringao!

Anda que no canta un maletín de esos. Lo que es más disimulado y ocupa menos es esta culata (siempre puedes decirle a la poli que no sabes nada de un fusil, que es un abanico) mientras en su interior están las piezas que, convenientemente montadas se convierten en un rifle AR-7.

La idea, no obstante, no es esconder el arma sino una muy distinta: proteger los componentes de los elementos y la suciedad. Esta carabina del calibre 22 LR cuyo diseño procede de un arma ya clásica, diseñada en 1959, ha recibido una actualización que permite desmontarla y que sus piezas queden convenientemente guardadas y protegidas, configurando un cuerpo fácil de transportar y guardar.

Emplea cargadores de 8 proyectiles, dos de los cuales (los cargadores, no los proyectiles) también se pueden almacenar en el interior de la culata para mayor comodidad, está disponible en colores negro y de camuflaje por unos 200€ y para su montaje y desmontaje no necesita de herramientas adicionales. ─[Henry Repeating Arms]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor