El rincón del manitas: soporte para altavoces de Ikea

Empresas
0 0

IKEA puede considerarse como el templo para el mileurista con afanes decorativos.

Más allá de las soluciones económicas y de habitual buen gusto que podemos encontrar en esta cadena de muebles que suponen casi un estilo de vida, está la imaginación de muchos clientes para ampliar las posibilidades que ofrecen los productos de la casa sueca. En ocasiones esto supone una cierta pericia (tampoco demasiada) pero el resultado puede ser tan económico como interesante. Hoy, por ejemplo, os vamos a enseñar cómo hacer unos soportes para altavoces. ¿Deseas saber más?

Un simple par de patas de escritorio y una balda para estantería de libros. Unos cuantos tornillos y una tarde libre. No necesitas más para colocar por fin tus altavoces en un soporte adecuado, en lugar de tenerlos de cualquier manera por el suelo o encima de cualquier mueble.

La pata Vika Curry, que habitualmente se utiliza como soporte para una mesa o escritorio, es lo que vamos a tomar como barra de soporte del altavoz. Por el interior de la misma pasará el cable, discreción ante todo. La balda EKBY STÅTLIG servirá de pie. Simplemente hay que cortarla para que quede con forma cuadrada y hacer los agujeros pertinentes para ensamblarle la pata Vika Curry.

En la parte inferior es aconsejable colocar cuatro topes de plástico adhesivos, o incluso aún mejor, cuatro puntas de desacoplo, no solo para que el tornillo central no desnivele el conjunto, sino para evitar las posibles vibraciones del conjunto altavoz-soporte.

En este ejemplo la barra es negra y el pie de color madera natural, pero no tenéis más que echar un vistazo por las múltiples posibilidades de Ikea para encontrar la composición que mejor encaje con vuestros gustos. Luego nos contáis qué cara ponen los dependientes cuando les digáis que las patas de la mesa y la balda son “para hacer unos soportes para un altavoz”. ─Antonio Rentero [Ikea HackerIkea]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor