El robot de Disney que recoge y lanza pelotas mejor que tú

Empresas

El vídeo que vais a contemplar a continuación es posible que os ponga los pelos de punta. Habrá padres, habrá hijos (y habrá espíritus santos, perdón, no podía dejar pasar el chiste) que descubran cuán cerca estamos de la desaparición de los juegos habituales de lanzar la pelota que tanto han hecho por unir generaciones mediante la diversión. Y es que si dejamos que eso también lo lleguen a realizar los robots ¿qué clase de mundo estaremos dejando a nuestros pequeños vástagos? Pues por lo visto el tipo de mundo que le gusta a Disney, puesto que son ellos los que han desarrollado este animatronic capaz de lanzar y recoger pelotas como un profesional del beisbol.

El hecho de que Disney esté detrás de autómatas de este tipo puede despertar la desconfianza de los más conspiranóicos del lugar por aquello de Skynet y tal, pero en realidad estos robots, denominados animatronics, tienen como destino favorecer la diversión y el entretenimiento de los millones de visitantes de los parques temáticos que tienen repartiros por medio mundo.

Son los robots que posteriormente recibirán recubrimiento de piel artificial y ropa que les hace aparecer en las diversas atracciones de los parque Disney como personajes tanto de ficción como de sus títulos cinematográficos más populares.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=83eGcht7IiI[/youtube]

Mediante el uso de cámaras y sensores estilo Kinect se sigue el movimiento de personas reales, se procesa y mediante complicados algoritmos se puede llegar a predecir el movimiento que continuará llevando a la pelota desde la mano de quien la lanza hasta al final de la parábola que terminaría en el suelo, de manera que el robot calcula dónde tiene que situar su mano artificial a fin de recogerla e impedir la caída. De igual forma es capas de calcular fuerza, dirección y movimientos necesarios para lanzar él las pelotas hacia el jugador.

Pero incluso cuando falla este robot está programado con curiosas y humanas reacciones como seguir con los ojos o la cabeza la caída de la pelota al suelo, girarse y mirar hacia la dirección en que haya salido disparada la pelota si no ha logrado atraparla e incluso puede encogerse de hombros en plan”esto no me lo esperaba”. ─[Popular Science]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor