El secreto de las casas de los catálogos de Ikea: están hechas por ordenador

Empresas

Si alguna vez has mirado un catálogo de IKEA y has deseado que tu hogar tuviese un aspecto similar tenemos una mala noticia: como si estuviésemos en Matrix, lo que ves no es real. Esas fotos de casa pulcras, perfectamente amuebladas, donde te irías a vivir ahora mismo… no existen, son virtuales, sólo son ceros y unos que tras un excepcional trabajo por parte de artistas gráficos terminan constituyendo el reclamo para que millones de clientes cada año terminemos con parte del catálogo de la marca sueca convenientemente acomodado en nuestro propio hogar.

Hojeas (u ojeas, según si pasas las páginas o simplemente le pones la vista encima) el catálogo de IKEA y te preguntas cuánto dinero gastará la casa sueca cada año en decorar esas casas con sus muebles y accesorios.

Y te equivocas. Se gastan el dinero (seguramente bastante menos) en diseñadores gráficos que mediante sus ordenadores y su talento consiguen convencernos de que lo que vemos existe en el mundo real. Al menos un 12% de las fotografías de catálogos, páginas web y la propia cartelería que puedes ver en las propias tiendas de IKEA han sido generados por ordenador. Y esto es sólo el comienzo, puesto que el ao que viene se tiene previsto que la casa sueca alcance un 25% de fotografías de sus hogares ideales generadas por ordenador. Al igual que desde hace ya unos años sucede con el cine, resulta más barato recrear digitalmente por ordenador algo que construirlo en el mundo real.

Todo empezó en 2005 cuando tres becarios recibieron el reto de crear la imagen de un producto de la marca sin emplear ninguna fotografía. Tardaron todo un año en conseguirlo y desde entonces poco a poco han ido llegando a los catálogos de los suecos que amueblan medio mundo. Progresivamente además se ha ido mejorando en el aspecto de dichas imágenes para hacerlas cada vez más realistas, añadiendo vetas que envejecen una puerta de madera o marcas de huellas en una superficie metálica. En lo que aún no han conseguido unos resultados tan próximos al mundo real es en la comida

Cada año IKEA imprime 208 millones de catálogos y probablemente muy pocos de quienes los hojeamos y ojeamos habíamos pensado que lo que veíamos no existe. ─[The Wall Street JournalApartment Therapy]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor