El Senado aprueba la venta de fármacos por Internet

Regulación

La norma refuerza el papel de la receta médica, el sistema de farmacovigilancia, y obliga a que los prospectos se clarifiquen.

El Pleno del Senado ha aprobado el proyecto de Ley de Garantías y Uso racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios permitiendo nuevamente la venta de fármacos por Internet. El texto ha sido modificado sustancialmente, con la introducción de varias enmiendas como posibilitar a otros profesionales sanitarios (enfermeros o podólogos) utilizar o “autorizar” medicamentos previamente determinados por Sanidad, u obligar a incluir el precio en el envasado de los fármacos.

En concreto, el Pleno ha dado luz verde a la venta de fármacos que no necesitan receta por Internet (como defendía el texto remitido por el Congreso), iniciativa que contó con el apoyo del PSOE, CiU y Entesa, y el rechazo del PP, que había logrado prohibir esta venta en la Comisión de Sanidad en el Senado.

Tras el debate y la “complicada” votación de las enmiendas y dictamen del texto (por partes), el senador socialista Cristobal López Carvajal explicó a los medios de comunicación, que en el Congreso “se levantarán las enmiendas que han sido aprobadas en esta Cámara con oposición del PSOE (como la del precio en el envase y la de enfermeros o podólogos) volviendo al texto original”.

De este modo, el Pleno sólo aprobó una enmienda del PNV relativa a los centros penitenciarios para que sus depósitos de medicamentos queden bajo la supervisión del servicio de farmacia correspondiente al Sistema Nacional de Salud más cercano al centro.

Asimismo, López Carvajal ha subrayado que esta Ley refuerza la seguridad de la prestación farmacéutica, controla el gasto farmacéutico, promueve un nuevo sistema de precios de referencia, reduce el 20 por ciento el precio de los fármacos que llevan diez años en el mercado si disponen de un genérico en Europa, e impulsa el uso racional de los medicamentos.

Entre las novedades más significativas, añade, la norma refuerza el papel de la receta médica, del abastecimiento y del sistema de farmacovigilancia; y obliga a que los prospectos se clarifiquen y a los laboratorios a establecer un seguro obligatorio. “Esta Ley pretende situar al ciudadano en el centro del sistema y es un proyecto de Ley con vocación de futuro”, precisa, al tiempo que considera que “la estructura ha unido a muchos grupos parlamentarios”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor