El Senado se muestra contrario a las patentes de software

Regulación

El Pleno aprobó hoy por unanimidad una moción en la que se insta al Gobierno a defender que “un programa de ordenador como tal no quede sujeto al ámbito de la legislación de patentes”.

La iniciativa, que procede de una moción consecuencia de interpelación presentada por Entesa Catalana de Progrés, pide al Ejecutivo español que reinicie la tramitación de la directiva del Parlamento Europeo y del Consejo sobre la patentabilidad de las invenciones implementadas en el ordenador.

Sobre esa base, la Cámara Alta exige al Ejecutivo que la futura directiva “exprese de forma clara e inequívoca” la no patentabilidad del software, reafirmando así la postura contraria del Gobierno español a la propuesta de directiva expresada en el Consejo de la Competitividad de la UE del pasado 18 de mayo de 2004.

Asimismo, la moción insta al Gobierno a que dialogue con todos los países de la UE para “conseguir una nueva mayoría contraria a la propuesta” del Consejo de Competitividad, así como a trasladar esta iniciativa a los eurodiputados elegidos por España.

El senador de Entesa Jordi Guillot justificó la moción ante el “caos” existente tras el último rechazo de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara, que pidió a la Comisión Europea que presente una nueva propuesta para superar la actual situación.Además, reseñó que “ha ido creciendo” el rechazo hacia las patentes de software y aseguró que éstas suponen “vulnerar y distorsionar la Sociedad de la Información”. A su juicio, se trata de un momento clave para manifestarse en contra de esta Directiva, ya que los Parlamentos de Alemania, Polonia, Hungría, Holanda y Letonia la han rechazado.

Por su parte, la senadora del PP Mercedes Coloma admitió que la decisión de la Comisón de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara “no es vinculante”, pero apuntó que tiene “un gran valor político”. A su juicio, “lo mejor” es que se presente una nueva propuesta que reconozca que los programas no son patentables, puesto que calificó la antigua de “contraria a la innovación y la competitividad”.

En cuanto al PSOE, el senador Félix Lavilla significó la postura del Gobierno y reiteró los “riesgos” que conlleva una regulación “inadecuada” de las patentes de software que “abra la puerta a patentar elementos aislados del software y no programas completos”.

Finalmente, el resto de grupos intervinientes mostraron su respaldo a la iniciativa, a pesar de algunas “dudas iniciales”, según Rosa Aleixandre (CiU), mientras que Xabier Albistur, del grupo Vasco, pidió al Gobierno que sea “valiente” para aplicar el acuerdo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor