El séquito de Windows 8: las novedades de Microsoft para que la plataforma brille

EmpresasPCWorkspace

Desde Microsoft preparan la llegada de Windows 8 rodeándola del hardware y las aplicaciones necesarias para que el sistema operativo pueda explotar todo su potencial.

Las primeras previews y demostraciones de Windows 8, allá por febrero de este año, provocaron en casi todos los expertos una reacción similar en la que se enfrentaban distintos sentimientos. Por un lado, la sensación generalizada de que Windows 8 podía ser efectivamente el paso en la buena dirección que necesita Microsoft. Por otro lado, un miedo: que los dispositivos en los que se instale Windows 8 supongan un obstáculo, algo que limite las funciones del sistema operativo y le corte las alas de todo lo que podría dar en realidad.

Microsoft es plenamente consciente de esto, y por eso no debería haber sido una sorpresa la aparición de Surface, un tablet propio, diseñado por y para Windows 8. Pero este no ha sido el único paso que ha tomado la compañía destinado al lucimiento de su sistema operativo. No quieren que todo lo invertido en Windows 8 se vaya por la borda, por lo que llevan ya unas semanas anunciando novedades destinadas a allanarle el camino a la nueva plataforma. Para que todo esté listo cuando llegue.

Además de Surface, Microsoft presentó esta misma semana otras piezas de hardware también pensadas para sacarle todo el partido a Windows 8: dos teclados, dos ratones y una actualización del ratón Touch Mouse. La experiencia de la nueva versión de Windows, parece querer decir Microsoft, llega hasta detalles tan aparente pequeños como qué periféricos se utilicen.

La unificación visual de Metro

Otro de los cambios que está llevando Microsoft a paso lento pero seguro en estos meses que preceden la llegada de Windows 8 es el de un rediseño total y profundo de todos sus productos. ¿El objetivo? Que la imagen, el estilo visual de Windows 8 y Microsoft sea reconocible y esté presente en cualquier pieza de software de la compañía. La palabra clave era Metro, aunque ayer mismo Microsoft anunció que ese nombre iba a cambiar, pero no dijo cuál era el nuevo.

La imagen minimalista de Metro, la interfaz de usuario creada para Windows 8, ha ido llegando poco a poco a algunos de los productos más característicos de Microsoft. Está presente en la nueva versión de la suite de documentos de la firma, Office 15, en el nuevo Hotmail (que ahora se llama Outlook), estará en SkyDrive… La idea parece clara: tener una marca visual potente y uniforme.

Una vez más, las comparaciones con Apple parecen inevitables. Si bien Microsoft seguirá dando licencias de Windows 8 a otros fabricantes, ese querer tener también dispositivos fabricados por completo por ellos para que el software funcione a la perfección, y ese repentino interés por el diseño parecen estar muy inspirados en la estrategia que llevó a Apple al éxito.

¿Estarán sonando alarmas en Cupertino? ¿Tendrá Microsoft todo el séquito de Windows 8 listo el 26 de octubre, cuando se lance el sistema operativo? Las respuestas están cada vez más cerca.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor