El software que aprendió a estudiar

Workspace

Desarrollan un software de traducción que entiende los idiomas estudiando miles de documentos ya traducidos.

La mayoría de los programas de traducción utilizan una serie de reglas codificadas a mano para trasladar las palabras y frases de un idioma a otro. Pero este nuevo software, desarrollado por los estadounidenses Kevin Knight y Daniel Marcu en el Information Sciences Institute, que forma parte de la Universidad del Sur de California, lleva a cabo una aproximación estadística, creando reglas probables respecto a las palabras, frases y estructuras sintácticas.

Estos dos investigadores fundaron una compañía llamada Language Weaver en Los Ángeles, para vender el software como una herramienta de traducción automática. Actualmente venden tecnología que puede traducir el inglés en cuatro idiomas: árabe, chino, francés y español, y viceversa.

La clave de su software estadístico son los diccionarios, patrones y reglas, los parámetros de la traducción, que el programa desarrolla. Esto se hace creando muchos posibles parámetros de traducción basados en documentos previamente traducidos y clasificándolos por probabilidades.

Los documentos traducidos utilizados para enseñar a la máquina los algoritmos de traducción pueden ser tanto electrónicos, como en papel o incluso archivos de audio. Los desarrolladores afirman que el sistema no sólo es más rápido que otros métodos, sino que es más apropiado para enfrentarse con idiomas poco comunes y con vocabulario poco común encontrado en textos técnicos o específicos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor