El último vuelo del transbordador Discovery

EmpresasInnovación

Un vuelo con truco, porque el Discovery no ha surcado el aire por sus propios medios, pero el Boeing 747 que lo transportaba en la chepa se ha permitido incluso dar una pasadita sobrevolando el Capitolio y otras zonas monumentales de la capital de los Estados Unidos de América para que la NASA capturase estas históricas instantáneas del último paseo por los cielos del jubilado transbordador espacial en su camino al lugar donde descansará desde ahora y podrá ser visitado por las multitudes: el Museo Nacional del Aire y el Espacio de Washington D.C.

Todo un veterano de la gloriosa época en la que docenas de astronautas han subido al espacio estilo cohete y han regresado de allí arriba estilo avión.

El Discovery es el más antiguo de los transbordadores y el que más misiones ha cumplido desde que entró en servicio allá por 1984. Fue el primero pilotado por una mujer (Eileen Collins), el primero en llevar a bordo a un cosmonauta ruso y el primero en acoplarse a la extinta estación espacial soviética MIR. Puso en órbita el telescopio espacial Hubble y permitió al histórico John Glenn un regreso al espacio cuando ya tenía 77 años, convirtiéndole en el astronauta más veterano en órbita.

También fue el primer transbordador que volvió a volar tras los tristes accidentes del Challenger y del Columbia en 1986 y 2003.

Para conmemorar esta pasada sobre Washington la NASA ha tenido a bien “instagramizar” el momento y para revivir cómo era estar a bordo de un transbordador National Geographic nos ofrece una serie de espectaculares fotos en 360º del interior de estas naves. ─[National Geographic]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor