El acceso a las cuentas bancarias, cosa de flamencas

AppsMarketingMovilidadPagos electrónicos

La startup británica Intelligent Enviroments ha creado la primera tecnología de seguridad para utilizar las combinaciones de emojis como sistemas de entrada a las cuentas bancarias.

Mientras las tecnologías biométricas se democratizan como vías de acceso en los teléfonos inteligentes y tablets, también están surgiendo otras propuestas de seguridad menos avanzadas pero que podrían tener gran repercusión en el mercado de consumo.

Por primera vez, una compañía ha inventado un sistema para que sea posible entrar en las cuentas bancarias utilizando como contraseña una combinación de emojis. La británica Intelligent Enviroments, proveedora de soluciones online y móviles para cualquier organización de servicios financieros, ha creado una herramienta disruptiva llamada Emoji Passcode que permite escoger cuatro de estos iconos como clave.

Una de las razones principales para apostar por esta tecnología es la gran popularización que los emojis tienen entre los usuarios hoy en día, sobre todo entre los más jóvenes. “Nuestra investigación muestra que el 64% de los millenials se comunican regularmente solo usando emojis. Así que hemos decidido reinventar los códigos de acceso para una nueva generación mediante el desarrollo de la primera tecnología de seguridad de emojis del mundo”, explican desde Intelligent Enviroments.

Emoji Passcode tendría varias ventajas respecto a otros sistemas tradicionales como los PINs o las contraseñas de toda la vida. Por ejemplo, al tratarse de imágenes, son mucho más fáciles de recordar que los números o las letras porque los seres humanos tenemos mayor capacidad para rememorar información cuando está en forma pictórica. La empresa británica afirma que de las 1.3000 personas que han encuestado en Reino Unido casi un tercio se han olvidado de su PIN.

¿Es serio utilizar emojis para entrar en las cuentas del banco? Quizás sea hora de dejar la seriedad a un lado y poner la seguridad en el centro de la cuestión. Desde la firma británica aseguran que matemáticamente la solución es mucho más segura que las tradicionales. Hay 44 iconos y estos permiten 480 veces más permutaciones que el PIN de cuatro dígitos de toda la vida. Además, de esta manera, se evita que los hackers puedan adivinar ciertas contraseñas fáciles de obtener cuando se han utilizado cifras que aluden a una fecha de cumpleaños o aniversario de bodas. Amén de los míticos 1234 y 0000.

Como tenemos mala memoria y somos un poco vagos, solemos tener una única contraseña para muchos servicios y cuentas y eso es un caramelo para los ciberdelincuentes que se evita también con Emoji Passcode. Intelligent Enviroments revela que una de cada cuatro personas utiliza el mismo PIN para todas sus tarjetas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor