Abc del emprendimiento: tres básicos para lanzarse al ecommerce

eCommerceMarketing

Investigación, presencia online y cuidado al cliente, tres ejes clave en el comienzo de un negocio online.

Aunque la fase en la que a alguien se le ocurría una idea de negocio brillante y directamente la colgaba en internet está cada vez más desfasada, son todavía muchos los emprendedores que se lanzan al terreno sin tener una noción clara de en qué se meten.

Evidentemente, son muchos los factores que pueden influir a la hora de que una idea de negocio, por brillante que sea, salga adelante o no. Pero sin duda hay una serie de movimientos básicos que se deben de tener en cuenta a la hora de emprender, para que los cimientos sean algo más firmes y el comienzo, más exitoso. También en ecommerce, que muchas veces acaba como cajón desastre de iniciativas que sus ejecutores decidieron lanzar, seducidos por la proyección de que todo cabe en la web como una forma económica de comenzar, sin necesidad de un desembolso importante, ni en inicio ni en mantenimiento.

Nathan Resnick, CEO de Sourcify, distingue varios elementos básicos para emprender en ecommerce, que se pueden extrapolar a los comienzos de muchos negocios, y que hemos resumido en cuatro puntos.

En primer lugar, es necesario gestionar la viabilidad del negocio desde su concepción. Para esto hay que realizar una pequeña investigación para comprobar la originalidad del proyecto y conocer el mercado y a la competencia. Parece obvio, como también contar con un plan de negocio que oriente las líneas básicas de la empresa y cómo centrar los esfuerzos; pero en el fervor del sacar una idea adelante no siempre se tiene en cuenta estructurarla.

Otra de las claves es la importancia de la presencia online, que pasa por una web cuidada y con contenido de calidad a través de la cual trabajar y potenciar la presencia en buscadores (esencialmente, Google). Para esto es básico el empleo de las herramientas de social media, eligiendo las más adecuadas al negocio y utilizándolas para construir la identidad de marca, interactuar con posibles clientes e integrarse en la comunidad online del mercado objetivo.

En el establecimiento de los cimientos de un negocio hay un tercer punto elemental: ofrecer un servicio o producto de calidad, potenciando la experiencia de cliente. En ocasiones, en mercados donde hay cierta saturación o resulta más difícil destacar, la clave para que los consumidores opten por una marca u otra resulta ser, sencillamente, cómo les traten.

Fuente: The Next Web

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor