Empresas

Las empresas españolas aún no valoran la gestión de compras

gastos
1 78

Sólo el 18% de las grandes y medianas empresas españolas utilizan sistemas de gestión del gasto. Unicamente se le destina un 19% de las inversiones en TI.

Dentro de las inversiones en tecnologías de la información realizadas por las empresas españolas, los sistemas de gestión del gasto siguen a la cola. Del total de las inversiones en TI en los últimos tres años de las empresas analizadas por Proactis, el 74% se ha destinado a la digitalización de las estructuras de venta y comercial, y sólo un 19% a los departamentos de gestión de compras.

El estudio, realizado entre más de un centenar de empresas de nuestro país, muestra que menos del 20% de las grandes y medianas empresas españolas contemplan sus gastos como una posible fuente de beneficios. Sólo el 18% de las mismas utiliza sistemas de gestión de proveedores y de suministros.

Entre las empresas que sí utilizan este tipo de sistemas, sin embargo, sólo procesan a través de ellos entre un 40% y un 50% del volumen del gasto destinado a la compra de productos y servicios a terceros, lo que se traduce en que sólo obtienen el 65% de los potenciales ahorros que podrían conseguir a raíz de los acuerdos marcos firmados con proveedores.

El estudio también analiza los principales perjuicios que esta situación causa en los balances de las organizaciones. Así, el 38% de las empresas declara haber renovado contratos con proveedores no deseados, un 65% no haber tenido oportunidad de abordar procesos de renegociación, un 56% no tener capacidad para encontrar proveedores más competitivos y un 47% declara haber realizado compras aleatorias a proveedores fuera de catálogo.

Esta situación provoca que los costes de los proveedores no estén centralizados y que sea muy difícil controlar el cumplimiento de las ofertas y los precios pactados en los contratos. Concretamente, el 48% de las empresas reconoce pagar a sus proveedores más de lo estipulado en los acuerdos firmados.

Periodista y profesor, ha ejercido como redactor y editor en medios de información política y cultural. Desde 2012 trabaja en el campo de las nuevas tecnologías. Actualmente es redactor de Itespresso.

Sígame