En 2007 habrá ocho millones de trabajadores móviles en nuestro país

Empresas

Según IDC, el dispositivo más empleado por este sector son los portátiles con Windows incorporado, seguido por su versión para Pocket PC y PDA.

El número de españoles que no está todo el tiempo laboral en su puesto de trabajo crecerá un 14,3 por ciento en los próximos tres años, pasando de los 7 millones actuales a más de 8 millones. Esto representará el 47 por ciento del total de trabajadores de nuestro país, según el director de análisis de IDC España, Jaime García Cantero.

Así, según datos de la consultora, el principal dispositivo móvil utilizado por los trabajadores de cualquier tipo de compañía, tanto de las de menos de 100 empleados como las de más de 10.000, son los portátiles con Microsoft Windows instalado.

El segundo es la versión de este sistema operativo para Pocket PC, excepto en las compañías más pequeñas, en las que es superado por los ordenadores de mano (PDA) tipo Palm, que es el tercer tipo de dispositivo más utilizado por los trabajadores móviles, por delante de los PDA tipo BlackBerry y de otros aparatos basados en lenguaje Java.

En cuanto a los tipos de usos de movilidad, actualmente predomina el acceso a aplicaciones a través de equipos de sobremesa y algunos pocos dispositivos móviles, mayoritariamente portátiles, modelo que utilizan el 55 por ciento de los trabajadores móviles en todo el mundo.

En este sentido, uno de cada cuatro ya utiliza una solución conjunta que sincroniza en todos los dispositivos, mientras que fases más avanzadas, como el acceso móvil a aplicaciones o, incluso, la utilización de aplicaciones distintas a través de un mismo aparato móvil apenas representan el quince y el cinco por ciento, respectivamente.

Para García Cantero, a los usuarios les da igual “los megas de ancho de banda o el protocolo” utilizado, ya que “no compran tecnología” sino que les interesan las aplicaciones y su capacidad para generar valor añadido. En la misma medida, la tecnología “no crea nuevos negocios ni da respuesta a interrogantes abiertos”, algo que corresponde a las soluciones y los modelos de negocio.

En cuanto a cómo afectará la llegada de la telefonía móvil de tercera generación (UMTS), el director de análisis de IDC España ha señalado que la 3G tiene “muchísimo futuro por delante”, pero que su éxito dependerá de los servicios que ofrezca más que de su velocidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor