En Australia investigan tus gadgets en busca de porno

Empresas

Australian Sex Party. No es una nueva oferta para captar turismo hacia Australia. Es el nombre de un grupo comercial que se ha movilizado en contra de las nuevas leyes en las aduanas australianas, que permiten a los funcionarios pertinentes inspeccionar tus preciados gadgets en busca de la omnipresente pornografía. Incluso si te has grabado con tu novia dándoos un baño desnudos, tienes que declararlo. Descubre más detalles de la situación tras dar el salto.

Cuando los viajeros llegan a Australia, se les entrega una hoja que han de rellenar, indicando qué productos están introduciendo en el país. Y uno de ellos es “pornografía”. Si no marcas la cruz en el lugar y tu portátil, móvil, o cualquier aparato que lleves lleva contenido adulto, estás incumpliendo la ley. Y no hablamos de pornografía infantil ni barbaridades semejantes, si no de cualquier contenido adulto normal. Incluso casero: si te has grabado con tu novia pasándooslo bien en un paraje exótico y lo queréis para el recuerdo, a declararlo.

Por si no fuera poco, pueden registrar tu equipaje buscando pornografía. De modo que si estás viajando con tu familia, ríete de la cara de tu hijo/madre/suegra/lo que sea cuando el hombre saque una revista erótica, o empiece a reproducir un vídeo de sexo que tengas en el móvil.

La presidenta de Australian Sex Party ha puesto una demanda por lo que considera que es una violación de la privacidad. De modo que ya sabéis, si queréis ir a Australia, vigilad el contenido erótico de vuestros gadgets. Sobre todo si viajáis con vuestra abuelita. —Javier G. Pereda [Sydney Morning Herald]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor