Época de cambios en Internet

Cloud

Para Intel, la Red llegará a ser una plataforma destinada a albergar una enorme cantidad de servicios disponibles para los 6.000 millones de habitantes del planeta.

El presidente y director de Tecnología de Intel, Pat Gelsinger, ha desvelado, durante su intervención en el “Intel Developer Forum” celebrado en Estados Unidos, una estrategia para conseguir que Internet sea un medio más inteligente, seguro, fiable y útil.

Gelsinger ha explicado que, con la incorporación a Internet de una red adicional de servicios informáticos compuesta de recursos informáticos y de almacenamiento, el sector podría proporcionar una mayor inteligencia dentro y a lo largo de los principales componentes de sus redes.

A su juicio, esto haría que Internet dejara de ser un mero canal para la transmisión de datos para convertirse en una amplia plataforma cuyo objeto sería “albergar una enorme cantidad de servicios disponibles para los 6.000 millones de habitantes del planeta”.

“Estos nuevos servicios inteligentes podrían permitir la detección y advertencia de ataques por gusanos informáticos en Internet, dirigiendo de forma dinámica el tráfico de la Red, evitando retrasos y mejorando las transmisiones de vídeo a través de Internet. Estos servicios también podrían utilizarse para facilitar la accesibilidad de los usuarios en partes del mundo en donde la potencia de los equipos y la conectividad resultan más problemáticos”, afirma Gelsinger.

Asimismo, el directivo ha hecho un llamamiento a las empresas del sector y a los potenciales usuarios de estos servicios a escala mundial para fomentar la creación de una Internet más inteligente, mediante su participación en el “PlanetLab Consortium”.

El “PlanetLab” es una red adicional de servicios informáticos y una base abierta y global para el desarrollo de nuevas tecnologías para Internet. En este sentido, Gelsinger ha descrito cómo piensa utilizar el “PlanetLab Internet” para enviar datos, integrando posteriormente una nueva red adicional con sus propios routers y servidores inteligentes por encima de Internet, para incorporar así nuevas capacidades.

Las aplicaciones que funcionan sobre el “PlanetLab” se encuentran descentralizadas, con elementos que funcionan en muchos equipos extendidos a lo largo de Internet a escala mundial. Estos elementos se pueden organizar por sí mismos para formar sus propias redes, y, de hecho, se incluyen algunas formas para el procesamiento de aplicaciones dentro de la red, con el fin de añadir nueva inteligencia y capacidad a Internet.

Así, los investigadores del sector están proponiendo una nueva generación de dispositivos económicos que funcionan con baterías que pueden utilizarse en zonas desfavorecidas, en donde los usuarios no pueden permitirse la adquisición de un ordenador tradicional y carecen de una potencia y conectividad fiables.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor