Eric Schmidt repasa los desafíos de las empresas tecnológicas europeas

Empresas

Los reguladores, la educación superior y la falta de candidatos para puestos técnicos, causa de la “frustración” de los empresarios europeos, según Eric Schmidt.

El presidente ejecutivo de Alphabet y ex director general de Google, Eric Schmidt, estuvo ayer por la noche en el hub tecnológico TQ de Amsterdam, que forma parte de la red internacional de Google for Entrepreneurs, donde departió con varios empresarios. Allí desgranó los que a su juicio son los mayores desafíos a los que se enfrentan las empresas tecnológicas de la Unión Europea.

Schmidt señaló que, teniendo en cuenta su conocimiento de los empresarios de diferentes partes del mundo, “los empresarios como grupo son los mismos, pero están más frustrados aquí en Europa“, informa TNW.

Los motivos son, según el directivo, que “Europa históricamente se ha quedado rezagada con el software”. Tras descartar que ello se deba a un problema de falta de talento de los ingenieros, Schmidt dejó caer que “hay aquí algo con los reguladores o el gobierno, elijan su argumento, que necesita arreglarse”.

Pero eso no es todo. Schmidt también considera inadecuada la educación superior. Como consecuencia, citó la falta de candidatos adecuados para puestos técnicos entre los desafíos a los que se enfrentan las empresas de tecnología en Europa. Aunque para el presidente de Alphabet, Europa tiene en términos generales mejores escuelas primarias y secundarias que Estados Unidos, estos ganan en lo que respecta a la educación superior, “no por la gente sino por la financiación”.

Aunque todo esto puede sonar como una perspectiva sombría, Schmidt se mostró esperanzado con el futuro de los empresarios de Europa y mencionó una serie de formas de superar sus problemas. Una de ellas, los centros de tecnología, que pueden ayudar a fortalecer las redes de individuos cualificados y aumentar el intercambio de conocimientos “en toda Europa”.

Eric Schmidt también sugirió mirar hacia China para tomar inspiración, donde empresas como Alibaba y Tencent se basan en un mercado interno de 1.000 millones de personas. “Hay 800 millones de personas en Europa, mucha gente inteligente y muchísimas oportunidades de negocio; es cuestión de que las mentes emprendedoras de Europa se aprovechen de ellas”, concluyó Schmidt.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor