Ericsson demanda a Apple por sus patentes de teléfonos en Europa

JusticiaRegulación
Ericsson

Ericsson asegura que trató de llegar a un acuerdo sobre las regalías de patentes con Apple a través del arbitraje, pero la compañía estadounidense se negó.

La compañía sueca Ericsson ha presentado hoy tres demandas contra Apple en Alemania, Reino Unido y los Países Bajos, alegando que el fabricante del iPhone está violando sus patentes relacionadas con la tecnología de comunicaciones inalámbricas.

El fabricante sueco de equipos de telecomunicaciones asegura que trató de llegar a un acuerdo sobre las regalías de patentes con Apple a través del arbitraje. Pero ese esfuerzo ha sido infuctuoso, lo que ha llevado a Ericsson a plantear una estrategia más agresiva, según informa CNET.

Las nuevas demandas son el último frente en una relación cada vez más tumultuosa entre ambas compañías. En febrero, Ericsson demandó a Apple en Estados Unidos por la presunta violación de las mismas patentes relacionadas con tecnologías 2G y 4G, componentes semiconductores, software de interfaz de usuario y otras tecnologías móviles.

En el eje de estas demandas está un acuerdo global de licencia firmado previamente entre Apple y Ericsson. Las patentes incluidas en la demanda de Apple son estándares esenciales y, de acuerdo con Ericsson, los términos del acuerdo se ofrecían de forma razonables y no discriminatorias. Sin embargo, Apple decidió no renovar su licencia en enero, argumentando que los términos del acuerdo eran incongruentes.

Después de romperse las negociaciones, Ericsson ofreció un arbitraje, pero Apple se negó, afirma la compañía sueca. Apple reconoce que utiliza las tecnologías incluidas en la cartera de patentes de Ericsson en su iPhone, pero denuncia que el fabricante europeo está tratando de cobrar demasiado en regalías.

La decisión de Ericsson para ampliar el alcance de su demanda es algo familiar para Apple. Durante años, la compañía de Cupertino se ha visto envuelta en pleitos por todo el mundo con Samsung sobre patentes, hasta que las empresas finalmente decidieron poner fin a todas las demandas internacionales.

Hasta el momento, ningún tribunal se ha pronunciado sobre la situación de las patentes y cómo deben calcularse las regalías. De modo orientativo, Ericsson firmó el año pasado un acuerdo con Samsung por 650 millones de dólares para poner fin a una disputa de patentes similar.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor