Ericsson sale de números rojos en el cuarto trimestre

Empresas

Con un beneficio neto de 15 millones de euros, la empresa sueca rompe
con una tendencia que se ha prolongado desde el primer trimestre de 2001.

El grupo sueco de telecomunicaciones Ericsson registró en el cuarto

trimestre de 2003 un beneficio neto de 142 millones de coronas suecas

(15,5 millones de euros), frente a la pérdida neta de 8.329 millones de

coronas suecas (910 millones de euros) acumulada durante el mismo

trimestre del año anterior, según anuncia la compañía.

De esta forma, la empresa sueca rompe con una tendencia que se ha prolongado

por diez trimestres consecutivos, a partir del primer trimestre de 2001,

durante la cual Ericsson no logró salir de números rojos.

En lo que se refiere al conjunto del año 2003, el grupo registró una pérdida

neta de 10.844 millones de coronas suecas (1.185 millones de euros), lo

que supone reducir en un 43 por ciento las pérdidas acumuladas durante

el año anterior. Mientras, la cifra de negocio de Ericsson durante el

año 2003 cayó un 19 por ciento, hasta 117.738 millones de coronas suecas

(12.871 millones de euros).

Por otro lado, la facturación entre

octubre y diciembre de 2003 continuó disminuyendo pero frenó la

tendencia con un recorte de sólo el 1 por ciento, hasta 36.227 millones

de coronas suecas (3.962 millones de euros).

Bajo este contexto,

no hay que olvidar que Ericsson se vio duramente afectado por la crisis

del sector de las telecomunicaciones tras el pinchazo de la burbuja

tecnológica con una fuerte caída de sus ventas. Así las cosas, el grupo

ha intentado compensar la tesitura con un amplio y continuo recorte de

puestos de trabajo que ha reducido su plantilla a la mitad desde el año

2000, hasta 51.600 empleados.

Al hilo de esto, el grupo sueco

contabilizó en 2003 unas cargas por reestructuración de 16.463 millones

de coronas suecas (1.800 millones de euros), al tiempo que los pedidos

nuevos cayeron un 12 por ciento en este periodo, hasta 113.000 millones

de coronas suecas (12.358 millones de euros).

Según el presidente

de Ericsson, Carl-Henric Svanberg, la mejora de las ventas en el cuarto

trimestre de 2003 de tecnología de tercera generación de móviles hace

prever un repunte en 2004 y un mercado masivo en 2005, por lo que el

próximo despegue del sector se producirá en el momento en que los

operadores comiencen a salir de su estancamiento y reanuden sus

inversiones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor