¿Es Cortana el empujón que necesitaba Windows Phone?

EmpresasMovilidad
Cortana
1 10

El asistente virtual de Microsoft parece superar a Siri y Google Now en muchas cuestiones, pero ¿será suficiente?

Esta semana fue importante para Microsoft. Por fin presentaron su respuesta a Siri y a Google Now, un asistente virtual del que seguro que llevaban ya mucho tiempo queriendo hablar: Cortana. Una especie de mezcla de los asistentes de Google y Apple, pero que consigue ir un paso más allá y hacer cosas que sus rivales no hacen (todavía). ¿Conseguirá Cortana que los usuarios empiecen por fin a interesarse por Windows Phone? El camino es largo, pero está claro que este es un paso en la buena dirección.

¿Por qué está todo el mundo tan emocionado con Cortana? A primera vista es otro asistente virtual, la respuesta de Microsoft a Siri y a Google Now, que recuerda a uno o a otro según en qué ocasiones. Responde a preguntas del tipo “¿qué tiempo hace en Londres?” y tiene cierto sentido del humor (sabe que su padre es Bill Gates y asegura que es amiga de Clippy en Facebook, pero sin más), con lo que es fácil recordar a Siri. Y va recogiendo información del usuario para mostrar alertas sin que se lo pregunten (si debes salir de casa porque hay tráfico, por ejemplo), como Google Now. Pero Cortana tiene un par de habilidades extra.

El equipo de desarrollo que se encargó de crear Cortana quería que el servicio recordase de verdad a un asistente personal, para lo que entrevistaron a muchos para saber el tipo de cosas que suelen encargarles. De estas entrevistas salió una de las funcionalidades más interesantes de Cortana: el Notebook (cuaderno de notas). La mayor parte de los asistentes personales utilizaban un cuaderno para saber qué cosas deben recordar de sus clientes, así que Cortana también tiene uno. En este el usuario puede consultar qué información está monitorizando Cortana (si accede a su email, si sigue su navegación, sus intereses) y editarla. Se pueden añadir cosas y borrarlas (si, por ejemplo, no te parece bien que Cortana esté mirando tus mails), lo que da al usuario una sensación de control sobre sus datos y privacidad mucho mayor que la que da Google Now (que muchas veces provoca la reacción “esto es muy útil, pero ¿por qué sabes que me interesa?”).

Las otras dos grandes ventajas de Cortana frente a Siri y Google Now tienen que ver con los recordatorios y con la forma en la que se hacen las preguntas. Así, a Cortana se le puede decir que te recuerde que la próxima vez que hables con alguno de tus contactos le preguntes algo. Cuando este contacto te llame, o cuando le mandes un mensaje, o tengas una reunión con él, Cortana mostrará claramente en la pantalla eso que tenías que preguntarle. En cuanto a las conversaciones que se tienen con el asistente virtual, este entiende las preguntas de seguimiento: si te ha mostrado un restaurante cercano, puedes decirle “llámalo” y Cortana entenderá que te refieres a ese lugar.

El gran obstáculo: el tiempo

Según todo esto y todas las críticas entusiastas que están realizando los expertos que han tenido la oportunidad de probar Cortana, el asistente virtual de Microsoft haría casi que Siri y Google Now parezcan tontos, y todo el mundo empezaría a pasarse a Windows Phone. Las cosas, no obstante, no son tan fáciles. Microsoft se enfrenta a un obstáculo principal en su carrera por alcanzar a iOS y Android: el tiempo. Las dos plataformas móviles llevan muchísima ventaja y, si bien con Cortana Windows Phone podría empezar a recortar distancias, a Google y a Apple les dará tiempo a poner sus asistentes virtuales al nivel antes de ser alcanzados.

Y es que Cortana es algo todavía poco real. De momento ha sido lanzado en beta y se entiende por qué Microsoft ha tenido tanta prisa: quieren atraer a usuarios y sobre todo a desarrolladores cuanto antes. No obstante, para llegar a todos los usuarios de Windows Phone falta todavía mucho. Esa beta ha sido lanzada solo para la actualización a Windows Phone 8.1 y solo en Estados Unidos. De momento, Cortana entiende solo inglés y chino y no se espera que añada otros idiomas como el español hasta 2015. Esos meses son una eternidad en el mundo de la tecnología.

Una eternidad en la que no hay duda que Google y Apple pondrán a punto sus asistentes. Ambas compañías tienen programadas para dentro de no mucho sus eventos para desarrolladores, el WWDC de Cupertino a principios de junio y el Google I/O a finales de ese mismo mes. En estas conferencias suele haber, como es lógico, muchas novedades en software, y Google Now y Siri suelen tener un papel muy importante en ellas desde que nacieron.

Por supuesto, Microsoft puede ir mejorando a Cortana también durante este tiempo, de forma que cuando sea lanzada oficialmente para todos siga estando por encima de Siri y Google Now, pero ¿será realmente así? Y, sobre todo, ¿importará tanto a los usuarios como para cambiarse de iOS o Android a Windows Phone? Cortana es un gran paso, pero Google y Apple siguen a zancadas de distancia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor