¿Es de verdad Instagram Stories una copia de Snapchat?

EmpresasMarketingRedes Sociales

Esta semana la red social de fotos lanzó Stories, una nueva funcionalidad inspirada de forma muy clara en Snapchat.

La respuesta es fácil: sí. Instagram Stories es una copia tan clara de las Stories de Snapchat que ni siquiera el CEO de la app tiene problemas para admitirlo. “Totalmente”, aseguró Kevin Systrom en una entrevista a TechCrunch, “todo el crédito es suyo”. Y no le parece mal, porque cree que se trata más bien de coger un formato, claramente creado por Snapchat (igual que Instagram es quien creó el tema de los filtros en apps de fotos), y llevarlo “a una red y ponerle tu propio toque”.

A primera vista, ese toque personal del que habla Systrom es difícil de ver. Instagram Stories es tan parecido a Snapchat Stories que sobran las explicaciones. Los usuarios pueden hacer imágenes o vídeos, añadirles textos o dibujos, y compartirlos, sabiendo que se borrarán en 24 horas. Atrás queda toda la producción que los profesionales de Instagram ponen en sus fotos: con esta nueva opción, la app quiere que los usuarios sean más espontáneos, compartan qué está pasando ahora, comenten, y pasen a otra cosa.

La entrada de Instagram en este mundillo, no obstante, promete cambiar mucho las cosas, especialmente para Snapchat. A la hora de crecer, la app efímera tenía bastantes problemas para atraer a un público más adulto: los mayores de 25-30 años se descargaban la app, lo intentaban, no entendían nada, y la abandonaban. Eso, claro, cuando llegaban a descargarla.

Instagram, en cambio, tiene ya a esos usuarios y su gran acierto a la hora de lanzar Stories ha sido hacer que sea fácil. Los usuarios entran en la app y se encuentran en la parte superior con la nueva funcionalidad: ven un rápido tutorial y enseguida pueden lanzarse a crear sus Stories y ver las de sus contactos. Todo está indicado de forma muy clara, hay botones, y la curva de aprendizaje es rápida. Instagram Stories es más intuitivo que Snapchat.

La otra gran diferencia: ganar seguidores es más fácil

Una de las grandes quejas que siempre han tenido los usuarios de Snapchat “profesionales”, esos que han crecido tanto en popularidad que pueden vivir de sus snaps, es la de que es complicado ganar nuevos seguidores. Snapchat no da facilidades para descubrir a usuarios que no conoces, por lo que hacer que tu audiencia crezca es todo un reto.

En Instagram esto no pasa. Su herramienta “explorar” te sugiere cuentas de usuarios que te podrían gustar, algo que sin duda hará que muchos snapchatters se pasen (o, por lo menos, dividan sus esfuerzos) a la app de Kevin Systrom. Además, al tener muchos más usuarios y ser en general más utilizada por marcas, es más fácil usarla también para conseguir nuevos clientes.

Todavía hace falta perspectiva temporal para saber si Instagram Stories tendrá éxito, pero sí parece claro que lo que va a lograr es dificultar las posibilidades de crecimiento de Snapchat: sus usuarios no se irán, pero es muy improbable que alguien que solo tiene Instagram decida probar la otra app ahora que sirven un poco para lo mismo.

Después está el tema de la identidad, que parece importar cada vez menos. Snapchat era sobre lo efímero hasta que hace poco introdujo Memories, con la posibilidad de guardar las fotos que se comparten. Instagram era sobre fotos buenas y bien seleccionadas, con sus filtros bien pensados y todo el trabajo de posproducción. Ahora es también sobre lo espontáneo y efímero. ¿Acabarán todas las apps siendo lo mismo?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor