¿Es Google el nuevo Apple?

CloudEmpresas
Google

Las acciones de Google alcanzaron esta semana por primera vez los 800 dólares, mientras que Apple está lejos de los 700 dólares alcanzados en septiembre. ¿Han ganado los datos al diseño?

Fue una de las noticias recurrentes en tecnología y negocios durante el verano pasado. Las acciones de Apple subían sin parar y todo el mundo se preguntaba si tenían techo. Lo tenían y lo alcanzaron en septiembre, superando los 700 dólares por título, pero entonces empezó la caída. Ahora sus acciones están en torno a los 450 dólares, un 35% menos que hace cinco meses. Apple ya no es el niño bonito de la bolsa. ¿Quién es el sustituto? Google.

La firma del buscador parece estar repitiendo la historia en bolsa de Apple de este verano. Esta semana saltaba la noticia: Google había alcanzado por primera vez los 800 dólares por acción. En el último mes todo ha dado la vuelta: Apple continuaba su caída (un 10% desde enero) y Google su subida (un 12% en el mismo periodo). Y ahora que quien no tiene techo es Google, toca preguntarse dos cosas: por qué es Google ahora el niño bonito de la bolsa y si seguirá los pasos de Apple iniciando una caída sin frenos.

La primera pregunta tiene fácil respuesta: a Google le va bien y, sobre todo, se confía en que esto siga siendo así. Mientras que las dudas se ciernen cada vez más sobre Apple (¿conseguirá mantener sus altos márgenes? ¿por qué ya no innova?), Google sigue ofreciendo confianza a través de un negocio basado en los datos. El gran ejemplo de la diferencia se vio en septiembre, cuando ocurrió el fiasco de iOS Maps. La gran diferencia entre las apps de mapas de Google y Apple, la que provocó el desastre, no tuvo que ver con el diseño o con la usabilidad. Tuvo que ver con los datos. Apple no los tenía, Google sí.

Sobre Google también hay dudas

La segunda pregunta tiene más posibilidades de tener un sí, Google también caerá, que un no como respuesta. Las razones tienen poco que ver con resultados y rendimiento financiero de las compañías (Apple sigue presentando trimestres record), sino con las expectativas y la confianza que inspiran. Y Google no está libre de la sombra de la duda que asola a Apple. Hay varias cosas que podrían dañar su ascenso imparable en bolsa.

Una de ellas tiene que ver con la noticia que trascendió también en los últimos días de que Google tendría pensado abrir Google Stores. La compañía era famosa hace unos años por no necesitar gastarse nada en publicidad, ya que con el boca a oreja le era más que suficiente. Ahora, no obstante, la inversión en marketing es cada vez mayor, algo que puede provocar cierta desconfianza. ¿Ya no confían tanto ellos mismos en sus productos?, podrían preguntarse los inversores.

Después está el tema de si realmente están preparados para dedicarse al hardware. Con productos como el Nexus 7 no hubo problema, pero la agresiva estrategia de precio seguida con el Nexus 4 y sus conocidas consecuencias (el smartphone está permanentemente agotado) podrían hacer que los inversores no se fíen de esta nueva faceta de Google. De momento, eso sí, no parece haberles afectado, ya que su subida en bolsa de los últimos meses coincide con el lanzamiento del Nexus 4.

¿Seguirá Google subiendo en bolsa o su descenso está próximo? En unos meses habrá una respuesta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor