¿Es Prime Video el único motivo por el que Amazon ya no vende Chromecasts?

eCommerceMarketing

La lógica parece apuntar a querer defender más sus propios Fire TV y Fire Stick que su servicio de vídeo en streaming.

Al principio no había problemas. Google, Apple y Amazon crecían sin tocarse, respetando sus fronteras y avanzando hacia terrenos sin conquistar o con conquistadores pequeños. Google se ocupaba de los servicios de internet como la búsqueda o el email; Apple se limitaba al hardware y a su propio sistema operativo; Amazon era una tienda online. Pero llegó un momento en el que seguir avanzando sin tocarse se hizo imposible.

Google se lanzó al hardware, Apple quiso también su pedazo de servicios en la nube, al igual que Amazon, que decidió también fabricar dispositivos. Las tres entraron también con mucho interés en el universo de los contenidos digitales y el streaming de vídeo. La guerra era inevitable y lo de esta semana es solo una nueva señal. Lo que no está tan claro es lo que pretende Amazon.

En su comunicado explicaban sin dar nombres, haciendo como que no se refieren a lo de que acaben de prohibir la venta de Chromecast y Apple TV (dos de los dispositivos más vendidos en su sección de electrónica), que les parecía importante que los dispositivos de streaming que venden “interactúen bein con Prime Video para evitar la confusión de los consumidores”. La confusión, no obstante, podría simplemente crecer.

Al fin y al cabo, Amazon ha prohibido solo dos de estos dispositivos y no las smart-tvs que no soportan Prime Video, ni las tabletas que tampoco son compatibles. Que lo hayan hecho justo ahora, cuando tanto el Chromecast como la Apple TV llevan más de dos años en el mercado, es también sospechoso. ¿La decisión no tendrá que ver más con el tema de hardware que con Prime Video?

Fire TV y Fire Stick en el punto de mira

Todo parece indicar que Prime Video no es la única razón y que quizá habría que fijarse más en el hecho de que esta semana Google presentó su nuevo Chromecast y que la nueva Apple TV empieza a venderse a finales de mes. Y Amazon es consciente de que sus propios Fire TV y Fire Stick están mejor en una tienda en la que no tienen que competir con los dispositivos de Cupertino y Mountain View.

Aquí la lógica también falla un poco, por supuesto, pero como explica a Wired el analista de streaming Dan Rayburn, “sería mucho, mucho más importante si la decisión afectara a alguien como Roku”, un jugador más pequeño. “Pero no es como si la gente no pudiese comprar una Apple TV en una tienda física”. Chromecast quizá se vea algo más afectado, pero no demasiado.

Amazon también se metería en muchos más problemas si eliminase de un plumazo de su tienda a toda la competencia, y todavía no está claro que las autoridades anti-monopolio no vayan a decir nada. Eso sí, que tanto la Apple TV como Chromecast se puedan comprar fácilmente fuera de Amazon ayudará a defender a los de Jeff Bezos.

Otro argumento contra la lógica de Amazon de que solo quiere dispositivos con Prime Video es el de que si no están en Chromecast es porque no quieren. Google deja que quien quiera, Amazon incluido, desarrolle el soporte para Chromecast. Pero ¿para qué ponerle las cosas más fáciles a Mountain View? Bezos parece preferir ofrecer a sus usuarios las opciones más pequeñas, su propio Fire Stick incluido, todas con Prime Video. La competencia es aquí menos feroz.

¿Contestarán Apple y Google a la ofensa de Amazon o no les importará? ¿Cuánto afectará a las ventas de la tienda online? Los próximos meses y las próximas batallas irán dando unar respuesta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor