¿Es Windows Phone el nuevo BlackBerry?

EmpresasMovilidadPCSmartphonesSO MóvilesWorkspace

Ambas plataformas móviles se han cambiado la cuota de mercado en el último año, Windows Phone subiendo al 4,6% y Blackberry cayendo al 0,7%.

La guerra de las plataformas móviles continúa desarrollándose en dos niveles: el de la superficie, el más visible, que enfrenta a Android y a iOS; y el de los bajos fondos, en el que el resto de los sistemas operativos se pelean por el tercer puesto. Y es aquí donde en el último año ha tenido lugar el cambio más importante: Windows Phone y Blackberry han intercambiado puestos y cuotas de mercado. ¿Es Windows Phone el nuevo BlackBerry? Y, sobre todo, ¿es ser el nuevo Blackberry algo bueno?

Lo primero que hay que hacer es echar un vistazo a los datos: BlackBerry tenía el 4,6% de cuota de mercado hace un año, y ahora se ha desplomado a un 0,7%. La plataforma de Microsoft, mientras tanto, creció un 25% en el segundo trimestre con respecto al mismo periodo de 2012, hasta alcanzar ese 4,6% que tenía BlackBerry. Un 4,6% que sigue siendo una cuota muy pequeña y hasta ridícula en comparación con lo que tienen Android y iPhone, pero muy significativa si se continúa con el símil con BlackBerry.

La plataforma de RIM es ahora algo marginal y es fácil olvidar que sus mejores tiempos no están en realidad tan lejos. Hace solo tres años, los informes de Gartner mostraban un ranking en sistemas operativos móviles (móviles en general, no solo smartphones) muy distinto: el líder era Symbian y en el segundo puesto estaba BlackBerry. No fue hasta septiembre de 2010 que Android los sobrepasó en cuota de mercado. ¿Podría Windows Phone seguir el mismo camino de BlackBerry, pero a la inversa?

Windows Phone crece más rápido

Y es que si bien la cuota de mercado de Windows Phone es todavía bastante diminuta, lo cierto es que en el último año, de enero de 2012 a 2013, creció un 52%, según datos de Kantar Worldpanel, un ritmo de crecimiento bastante superior al de la competencia: Android creció un 13%, iOS cayó un 7%, BlackBerry se desplomó un 81%. ¿Podría la plataforma de Microsoft continuar con un ritmo similar y acabar por ser un rival peligroso para Google y Apple?

Todo esto es en Estados Unidos, pero ¿y en Europa? ¿Cómo le va a Windows Phone? La cosa varía por países, pero lo cierto es que sus cifras son incluso mejores. En Italia, por ejemplo, en el último trimestre alcanzaron un 9,7% de cuota de mercado. En Alemania un 6,1%, en Reino Unido un 7,8%, en Francia un 7,4%… En España todavía no han crecido tanto y tienen solo un 1,9%; pero lo cierto es que la tendencia es en todas partes positiva, mientras Android crece de forma estable y iOS empieza a caer de forma ligera.

Todo esto es sin duda bueno para Microsoft y ofrece a Steve Ballmer un pequeño respiro y esperanza de estar haciendo las cosas bien. El único problema es el tiempo: por mucho que el ritmo de crecimiento sea muy alto, subir desde el 4,6% a pelearse con iOS y Android es todavía muy difícil y no se conseguirá en unos meses. Mientras, Ballmer seguirá luchando por mantener a flote a una gran compañía que acaba de reestructurar. Quizá Windows Phone sí sea el nuevo BlackBerry en el buen sentido, pero quizá a Steve Ballmer no le quede tiempo para ver cómo la plataforma móvil triunfa bajo su liderazgo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor