España como destino para la deslocalización

Empresas

La consultora A.T. Kearney asegura que los países del sur de Asia se consolidan como alternativas a los mercados de India y China.

España es el quinto país desarrollado del mundo que prefieren las empresas para deslocalizar servicios en el extranjero, según la consultora A.T. Kearney.

Dentro de los países desarrollados, España es el único que gana posiciones en el índice, hasta situarse en el quinto puesto de un ranking encabezado por EEUU, Canadá, Alemania y Reino Unido.

Sin embargo, si se tiene en cuenta también a países menos desarrollados, España cae hasta el puesto 43 de un índice que continúan dominando India y China, seguidos de Malasia, Tailandia y Brasil.

Según Íñigo Aranzabal, vicepresidente de A.T Kearney en Iberia, España “podría competir favorablemente con los países desarrollados” y convertirse en un “destino preferente” de ‘near-shore’, es decir, para la instalación de activos de los países que se encuentran más próximos.

El informe Global Services Location Index analiza más de 40 indicadores que evalúan el atractivo financiero, el capital humano y el entorno empresarial de 50 países, “de acuerdo con los requerimientos empresariales más comunes”.

El índice incorpora en esta edición de 2006 10 nuevos emplazamientos como destinos ‘off-shore’ (fuera de las fronteras del país de origen). Los tres estados bálticos, Ucrania, Sri Lanka, Pakistán, Uruguay, Marruecos, Senegal y Mauritania, son los países que se suman a la lista.

India encabeza el índice un año más, seguido de China que recorta ligeramente su desventaja. La combinación de bajos costes salariales, sus capacidades técnicas y lingüísticas y unas políticas económicas favorables, es, según el informe, la clave del liderazgo de ambos países.

Los países del sur de Asia se consolidan como fuertes alternativas a los mercados de India y China, y colocan a Indonesia, Malasia, Filipinas, Tailandia y Singapur entre los 11 primeros puestos.

América del Sur, por su parte, consigue un lugar destacado en el índice, asentándose como destino ‘near-shoring’ para América del Norte y la Península Ibérica.

En Europa del este, países tradicionalmente más fuertes, como la República Checa o Polonia, ceden ante Bulgaria y Rumanía, favorecidos por su próxima entrada en la Unión Europea.

África y Oriente Medio escalan posiciones y sitúan a Egipto, Jordania y los Emiratos Árabes Unidos en la primera mitad de la lista.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor