España está entre los países más amenazados por el malware móvil

EmpresasSeguridadVirus

En los últimos 12 meses, el malware móvil detectado por SophosLabs se ha multiplicado por seis, llegando a más de 650.000 elementos en Android.

La firma de seguridad Sophos presentó ayer durante el Mobile Word Congress 2014 su Informe de amenazas de seguridad movil, el cual desvela datos relevantes como que España se encuentra entre los países más amenazados por el malware para móviles. En los últimos 12 meses, el malware móvil detectado por SophosLabs se ha multiplicado por seis, llegando a más de 650.000 elementos únicos de software malicioso para Android.

Es la plataforma Android la que se ha convertido en el objetivo número uno para los creadores de programas maliciosos para dispositivos móviles. Al contrario que Apple, no aplica una política de evaluación y validación a las aplicaciones. Esto y su mayor cuota de mercado (un 79% en 2013) han provocado un aumento de aplicaciones maliciosas respecto al iOS de Apple.

Un teléfono inteligente puede parecer menos peligroso que un ordenador, pero cuando es infectado con programas maliciosos, puede vigilar a los usuarios y hacerse pasar por ellos de forma ilegal, participar en actividades peligrosas de redes de bots, capturar datos personales e incluso robar dinero. Por ejemplo, los cibercriminales han visto rápidamente los beneficios de aprovechar aplicaciones maliciosas para enviar mensajes de texto a servicios de tarifas especiales y acumular cargos sin permiso. La evolución de la banca móvil representa potencialmente un riesgo incluso todavía mayor para los usuarios.

Desde que se detectaran por primera vez programas maliciosos para Android en agosto de 2010, se han registrado más de 300 familias y 650 000 elementos de programas maliciosos para Android. Además, el informe señala que el ecosistema de malware móvil está siguiendo muchos de los mismos pasos establecidos hace años por los programas maliciosos para Windows. Es decir, los programas maliciosos están en constante mutación y son cada vez más inteligentes.

Por ejemplo, a finales del finales del año pasado aparecieron informes sobre una red de bots a gran escala que controla dispositivos Android de forma muy similar a las redes de bots que controlan ordenadores personales.

Otra amenaza que ha llegado a Android es el ransomware. Este tipo de malware tiene un largo historial, las primeras versiones se detectaron hace 25 años. El ransomware impide el acceso a los archivos o dispositivos, y exige un pago para recuperarlo. En junio de 2013, los investigadores de Sophos descubrieron un ataque de ransomware contra dispositivos Android. Esta aplicación híbrida de ransomware y antivirus falsos, denominada Android Defender, exige un pago de 99,99 dólares para restaurar el acceso al dispositivo Android.

Aunque no sean programas maliciosos, las aplicaciones no deseadas  (PUA) están floreciendo en Android. Estas aplicaciones son pequeños programas para Android que no pueden clasificarse exactamente como maliciosos pero pueden provocar igualmente riesgos para la seguridad.

Finalmente, el informe presenta sus previsiones para 2014. Programas maliciosos para Android más complejos y en busca de nuevos objetivos, y un creciente peligro de las aplicaciones móviles y las redes sociales para los datos personales son las principales amenazas a las que se enfrentan los usuarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor