España y Portugal desarrollan una red ibérica de supercomputadores

Cloud

La primera conexión por fibra óptica de la infraestructura se desarrollará en dos meses a partir de Valença do Minho y Tui.

España y Portugal están comprometidos con el desarrollo de la tecnología y la ciencia que permita dotar a los investigadores de ambos países de una red ibérica de supercomputadores con sistema Grid.

Así, el administrador de Programas y Proyectos del Centro de Supercomputación de Galicia (CESGA), Andrés Gómez, ha explicado al respecto que la red Grid de España y Portugal será una infraestructura para la investigación y el desarrollo similar a la que ya existe en otros países, como EE.UU., China, Japón o Europa. Permitirá el acceso a información de forma “más fácil” para los investigadores y ofrecerá grandes posibilidades de cálculo, añade.

La computación distribuida o Grid, diseñada para resolver problemas demasiado grandes para cualquier supercomputadora, es una infraestructura que permite la integración y el uso colectivo de ordenadores de alto rendimiento, redes y bases de datos que son propiedad y están administrados por diferentes instituciones.

Como resultado, IBERGRID será la marca que simbolice una cooperación amplia y abierta entre España y Portugal en materia de e-Ciencia, así como una alianza estratégica para defender en común los intereses de ambos países en la Unión Europea, particularmente, los relacionados con la cooperación con Latinoamérica, Área Mediterránea y África Central.

Mercedes Cabrera, ministra de Educación y Ciencia de España, considera que IBERGRID será “un instrumento básico de futuro”, que permitirá a España y a Portugal dar “un salto cualitativo” en el uso colectivo de recursos de computación distribuida y les permitirá estar presentes en el sistema internacional de investigación y ciencia. “Es la gran apuesta de los gobiernos español y luso para el desarrollo de la sociedad del conocimiento y del I+D+i, donde Galicia tendrá un papel especial”, añade.

En paralelo, José Mariano Gago, su homólogo portugués, incide en que el proceso de cooperación conjunto permite un nuevo mapa de infraestructuras de computación y “una colaboración intensa y activa” en materia científica entre los dos países, con especial relevancia de Galicia por la tradición de colaboración entre las universidades gallegas y lusas.

Gago también ha explicado que la red tendrá conexión física a través de Valença do Minho-Tui, en el caso de Galicia, y por la frontera con Extremadura, entre Gálvez y Badajoz. Aseguró que el enlace más avanzado es el de Galicia, que estará disponible en dos meses mediante la conexión de fibra óptica. Esta infraestructura permitirá la conexión de recursos científicos ya existentes que podrán ponerse en uso colectivo.

Con todo, IBERGRID estará al servicio de la comunidad científica de España y de Portugal, pero podrá extenderse de forma que en el futuro pueda utilizarse para el control de riesgos ambientales y de catástrofes, en el cambio climático y en otros ámbitos, según indicaron los responsables de ambos países.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor