¿Está el sistema de patentes matando la innovación en tecnología?

EmpresasRegulación

Las continuas guerras de patentes y licencias en el mundo tech levantan críticas hacia un sistema que muchos aseguran que está roto.

El juicio entre Apple y Samsung en Estados Unidos y toda la guerra que enfrenta a ambas compañías ha hecho que el debate vuelva a surgir: ¿sigue funcionando el sistema de patentes actual? ¿protege la innovación o acaba con ella? La victoria final de Apple (aunque faltan las apelaciones) promete afectar a todo el sector tecnológico, que tendrá que revisar cuáles son sus políticas y rutinas de creación de nuevos productos y ver si siguen a salvo.

¿Cómo afectará la enorme victoria de Apple a la industria tecnológica? Es fácil adivinar que las compañías empezarán a ser mucho más cuidadosas a la hora de crear sus dispositivos, intentando alejarse más de lo que hacen los competidores o a lograr acuerdos de licencias, algo que, por lo menos a corto plazo, hará que aumente el precio de los dispositivos.  El argumento de Apple es que el sistema de patentes está bien, ya que ayuda a proteger la propiedad intelectual e incentiva la innovación: quien crea una tecnología nueva puede estar seguro de que esta le pertenece y puede sacar dinero de ella.

Si, por el contrario, hubiese sido Samsung quien obtuviese el favor del jurado, el efecto sería el opuesto: las compañías se relajarían (más) a la hora de utilizar tecnologías que se parezcan a alguna patentada por la competencia. Samsung, de hecho, defendió en el juicio (no en otros momentos) que inspirarse en los productos rivales para crear los propios es algo normal y hasta sano dentro del sector tecnológico, algo que incentiva la innovación. Pero, ¿y la propiedad intelectual?

Los críticos: de Steve Wozniak a Google

Mientras Samsung y Apple se peleaban ante una cansada jueza Lucy Koh, llegaban otras voces críticas y llenas de cansancio, muchas veces desde dentro de la industria. Una de las más sorprendentes fue la de Pablo Chávez, director de Política Pública en Google, que no dudó durante una conferencia en asegurar que en la compañía creen que “las guerras de patentes no ayudan a los consumidores, no ayudan al mercado, ni ayudan a la innovación”.

Eso sí, quizá el momento escogido para las declaraciones no fue el más adecuado: unos días antes, Motorola Mobility, ahora propiedad de Google, demandaba a Apple por infracción de patentes. Y es que muchas de las compañías parecen mantener una doble moral con respecto al sistema, criticando lo poco que ayuda a la innovación y, a la vez, adaptándose a él y demandando a otras compañías.

Otro de los críticos es Steve Wozniak que, si bien admite que la propiedad intelectual es muy importante, también ve bloqueos en el sector por culpa de las patentes. “Compañías como Apple, Facebook, Twitter y Yahoo! Fueron creadas por pensadores nuevos con ideas nuevas”, aseguró el cofundador de Apple. “Ahora, con toda esta situación de patentes, hay ciertas categorías que están fuertemente bloqueadas porque las grandes compañías se aseguran de que todo les pertenezca”.

Y todo eso sin hablar de las compañías que existen únicamente por y para este sistema: compran patentes y demandan a quien las pueda estar infringiendo. ¿Son las patentes todavía un medio de protección de la propiedad intelectual o una simple fuente más de ingresos? El debate promete ser largo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor