Esta lámpara flexible se adapta a cualquier posición, por muy grotesca que sea

Empresas

A pesar de lo bonicos y agradables que nos parecen los flexos gracias a Pixar, lo cierto es que en realidad en ellos rezuma la maldad al igual que con las ardillas. Basta con que un flexo que hayas comprado recientemente sepa que ha pasado la fecha de devolución y empezarás a notar los estragos de la gravedad en el mismo. Cada articulación se convertirá en una tortura que se aflojará y caerá, además de que nunca tendrá la posición que realmente necesites. Una posible solución llega con esta lámpara flexible llamada Ribbon LED.

Su diseño es de Alberto Fraser, del Lumen Center Italia. Aunque podrías creer que el nombre de lámpara culebrilla le vendría mejor, ribbon no le viene nada mal para indicar su increíble flexibilidad sin que caiga como sus infames parientes.

Su flexibilidad manteniendo la forma viene del uso de dos láminas metálicas a los lados con un recubrimiento de PVC flexible. Dispone de un transformador con un mando táctil para controlar la intensidad de luz, dentro de una pieza de policarbonato, al igual que la “cabeza”, disponibles en color blanco y negro.

Aunque la broma te va a salir por bastante más que un pico, en concreto 415 euros, con los que podrías hacerte con una legión de lámparas para todo el cuarto y hacer que durante todo el año y de día y de noche parezca Laponia en verano. [HomeChunk]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor