Estados Unidos toma posiciones ante el cibercrimen

Cloud

Spammers, estafadores online y cualquier tipo de delito realizado a través de Internet van a enfrentarse a sus primeros arrestos y embargos.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha anunciado un gran paquete de medidas de fuerza contra delitos en Internet, que incluye los primeros arrestos, citaciones judiciales y embargos de propiedades de supuestos spammers y estafadores online, según ha publicado “The Washington Post”.

El diario, que cita fuentes de la industria y de las autoridades judiciales, señala que el fiscal general estadounidense, John Ashcroft, tiene previsto desvelar más de un centenar de actuaciones. De hecho, más de la mitad de los casos están relacionados con estafas en Internet, especialmente de la práctica cada vez más habitual conocida como “phishing”, mediante la cual el internauta recibe un e-mail que parece proceder de su banco o de otras empresas reales instándoles a facilitar los números de su tarjeta de crédito u otros datos de carácter personal.

Otros arrestos y citaciones se deben a los ya tradicionales ataques de spam, envío de correos electrónicos comerciales no solicitados, en los que se pueden incluir contenidos pornográficos, dietas fraudulentas o fármacos que supuestamente mejoran el funcionamiento corporal.

Asimismo, el spam también se ha convertido en un sistema primario de distribución para virus informáticos que pueden tanto desactivar un ordenador, sacar a la luz datos privados o convertir el PC de un usuario en un “zombie” controlado por un hacker para enviar desde él más spam.

Con todo, la Oficina Federal de Investigación (FBI) ha rehusado dar detalles de las operaciones. “Es un gran número de casos”, señala el director de la Asociación de Marketing Directo (DMA), Robert Wientzen.

Con la ayuda de la DMA, que ha aportado medio millón de dólares para ayudar en los esfuerzos judiciales para capturar a los más célebres spammers, el FBI lanzó hace un año la operación “Slam Spam” (Portazo al Spam).

Las actuaciones que se anunciarán serán, pues, los primeros frutos de este esfuerzo, aunque es todavía incierto cuántos de estos casos terminarán con cargos o el procesamiento de sus responsables. No obstante, Wientzen ha añadido que en el otoño se llevará a cabo una segunda gran redada.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor