Europa aprueba las rebajas en las tarifas de roaming

CloudEmpresasMovilidadRegulación

La medida entrará en vigor el 1 de julio y obliga a las operadoras a un precio máximo para llamadas, mensajes y datos desde el extranjero.

En un futuro no muy lejano se podrá viajar al extranjero sin que el smartphone y el tablet pierdan toda su utilidad: el Parlamento Europeo acaba de aprobar la imposición de una rebaja en las tarifas del roaming. Así, a partir del 1 de julio, el minuto de llamada desde el extranjero costará 29 céntimos y no 35, enviar un SMS saldrá por 9 céntimos (y no 11) y el megabyte descargado costará 70 céntimos (20 céntimos en 2014).

La medida, no obstante, no se quedará en esto, y propone un futuro en el que los usuarios que viajen por Europa puedan seguir utilizando sus servicios de datos con normalidad. Se trata de una “solución permanente” que consistirá en permitir a los propios usuarios escoger una nueva operadora en su lugar de destino. Comparando precios locales con los que ofrezca su operadora habitual, el usuario escogerá manteniendo su número de teléfono.

Desde la Comisión Europea han asegurado que esta medida fomentará la competencia, ya que animará a nuevos jugadores como las operadoras virtuales a entrar en el mercado del roaming. No obstante, muchos analistas han expresado ya su escepticismo al respecto. “El del roaming es un negocio extremadamente complejo y será necesario que haya una nueva inversión en redes móviles para permitir a nuevos jugadores ofrecer servicios roaming”, aseguró Mark Newman, de Informa Telecoms & Media.

Según el analista de Informa, los que se verán más atraídos por el nuevo mercado europeo del roaming serán los de siempre: compañías como Google y Apple. El razonamiento es sencillo: los fabricantes de smartphones siempre están buscando cómo desarrollar nuevos servicios para sus usuarios, y “ofrecer a sus usuarios un plan de datos -vía una tienda de apps -que les permita usar sus servicios favoritos en el extranjero a un precio mucho más bajo que el que ofrece su red habitual será claramente una propuesta atractiva”.

Una cosa sí está clara: desde el punto de vista del consumidor, la nueva medida es atractiva. Quizá los tiempos de desconectar la conexión de datos al cruzar la frontera estén a punto de acabar.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor