Everykey, el wearable que gestionará tus contraseñas

EmpresasInnovaciónWearablesWorkspace
everykey

En medio de la revolución de los wearables, se buscan con ellos aplicaciones y soluciones de todo tipo. En el caso de Everykey tenemos un sistema que gestionará todas nuestras contraseñas.

Con vulnerabilidades, ataques y filtraciones de datos privados todos los días, cada vez hay más presión por utilizar contraseñas más seguras que, en teoría, tendríamos que estar renovando constantemente para asegurarnos la seguridad de nuestros datos. Pero la realidad es que todavía gran parte de la población utiliza contraseñas simples e incluso repetidas en multitud de servicios y aplicaciones.

A este problema debemos añadirle también la incomodidad de usar contraseñas en los móvil, cuyas pantallas son más pequeñas, con teclados virtuales y que además se utilizan normalmente con sólo uno o dos dedos. La respuesta ante todos esto está siendo la implantación de sistemas que simplifiquen la introducción de las contraseñas. Por un lado en los smartphones estamos viendo la integración de seguridad biométrica, destacando el uso de lectores de huellas dactilares, pero también estamos viendo soluciones muy interesantes en el mundo de los wearables.

Everykey propone una pulsera sin sensores biométricos, pero con Bluetooth 4.0 y que cuenta con un sistema de gestión automático de contraseñas y que se encargará de autenticarnos en aplicaciones y páginas web que utilicemos con cualquier dispositivo, ya sea ordenador, tablet o smartphone, y que utilice los sistemas operativos Windows, Mac, Ubuntu, Android o iOS.

Basta con que Everykey esté en un alcance personalizable, con un máximo de unos 3 metros, del dispositivo que queramos usar y permitirá desbloquear automáticamente el dispositivo o autenticarse en aplicaciones y páginas. Para ello, por supuesto, deberemos configurar antes el dispositivo y los servicios que usaremos en el mismo, contando con un sistema de gestión automática de contraseñas que generará las mismas de forma aleatoria y con mayor seguridad.

Ni el wearable ni los servidores de Everykey guardan la contraseña en sí, sino que los dispositivos guardan información cifrada de las mismas que sólo un mensaje, también cifrado y enviado por Everykey, activa. Para ello usan cifrado AES de 128 bits y la pulsera Every key manda cada segundo un mensaje diferente cifrado que desbloquea las contraseñas. Este mensaje, además de estar cifrado, cambia constantemente y sólo el último generado puede desbloquear, por lo que en el caso de que un hacker capture algún mensaje, no le servirá de nada. Además, en caso de pérdida, basta con ponerse en contacto con Everykey para que desactiven el wearable, como si fuera una tarjeta de crédito.

Everykey está a la venta en Kickstarter, a través de una campaña que ya lleva más de la mitad de los 100.000 dólares que necesita a falta de 19 días para acabar. Su precio es de 50 dólares y comenzará a distribuirse en marzo de 2015.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor