Experiencia con el iMac 17" y 20" [veredicto: Front Row, te quiero]

Empresas

imac17.jpg
Durante más de un mes he estado trasteando con un iMac 17″ cedido por Apple y recientemente mi hermano se ha comprado un 20″ cargado hasta las manillas de memoria y disco duro. La experiencia ha sido estupenda, tanto uno como el otro, aunque tengo que reconocer que de comprarme uno, me haría con el de 20 pulgadas, que es sencillamente espectacular y de un tamaño ideal, tanto como ordenador personal como televisión (eso sí, imprescindible el receptor de televisión digital terrestre para esto último). Si queréis leer mis impresiones, que se publicarán en PC Actual este mes de diciembre, las tenéis después del salto. (pulsa en “Continued…”)

Después de pasar los últimos años integrando el «estilo de vida digital» con su suite de programas iLife (los excelentes iTunes, iPhoto, iMovie, iDVD y Garage Band -que lógicamente vienen incluidos con la máquina), Apple da otra vuelta de tuerca con su particular versión del ordenador en el salón, una máquina que parece un paso previo a un desembarco total en del mundo audiovisual de consumo. Y lejos de intentar copiar a los Media Center, Apple ha decidido que menos es más. Sobre todo cuando se trata de botones.

imac-mando.jpg La clave del nuevo iMac no es que sea algo más fino que el anterior o las mejoradas características técnicas, sino que incluye un nuevo programa llamado Front Row y un mando a distancia pequeño y con sólo cinco botones (que como se ve en la foto, se pega en el lateral de la máquina mediante imanes, que lógicamente no se pueden ver). Frontrow rompe esquemas y hace que los Media Center de Microsoft parezcan más complicados de manejar que la lanzadera espacial: todo se controla con el menú que aparece «automágicamente» al pulsar la tecla de «menú» en el mando, literalmente volando (os recomiendo que veáis la demo online, porque una imagen vale más que mil palabras, y que permite seleccionar entre cuatro opciones: música, fotos, vídeos y el DVD. Navegar por el material disponible, ya sea lo que hay en tu ordenador, como en la Red e incluso Internet (por ejemplo, trailers de películas) sólo requiere dos botones, y los menús son como los del iPod.

El resultado es sorprendentemente efectivo y te hace pensar en la excesiva e inútil complejidad de los sistemas de audio y vídeo actuales. Lo único que echo en falta es la salida de vídeo y audio digital, lo que para mí lo haría perfecto para integrarlo en un sistema «home cinema» de gama alta. Pero para la mayoría del público, su capacidad como centro de entretenimiento multimedia (de nuevo, aparte del receptor de televisión) es perfecta.

En lo que a características técnicas se refiere, ambos modelos no defraudan en absoluto para ser una máquina de consumo de gama media-alta. Especialmente bienvenido es el incluir medio gigabyte en las dos configuraciones y la iSight integrada en el chasis (ver foto abajo), una cámara digital de gran calidad para hacer vídeoconferencia o Skype. Una vez has probado iChat AV, no hay vuelta atrás. Funciona de maravilla, la verdad. La calidad del vídeo y el sonido, gracias al codec H.264, es muy buena, incluso en multiconferencia de audio y vídeo.

En resumen, un PC/media center que les ha salido redondo a los de Cupertino. Y por los 1.339 que vale el 17″, totalmente recomendable.
imac-camara.jpg

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor