Un fabricante del iPhone 5C, acusado de violar derechos laborales

Empresas

China Labor Watch denuncia el exceso de horas extraordinarias y las jornadas interminables en la fábrica de Jabil Circuit en Wuxi.

Las denuncias relacionadas con los derechos de los trabajadores continúan persiguiendo a Apple. Cuando todavía no ha sido presentado, el iPhone de bajo coste ya está envuelto en una polémica por la supuesta violación de derechos de los empleados que producen el iPhone 5C en las fábricas de Jabil Circuit, uno de los fabricantes subcontratados por Apple en China.

En esta ocasión ha sido China Labor Watch, la organización que denunció a Pegatron, también proveedor de Apple, por “serias” violaciones de derechos laborales en julio, la que ha publicado un nuevo informe acusa a una empresa diferente. Se trata de Jabil Circuit, que está trabajando en la producción del próximo iPhone low cost, y que según dicha ONG, ha cometido “una serie de violaciónes laborales éticas y legales”.

Concretamente, las infracciones descubiertas por China Labor Watch (CLW) incluyen horas extras no pagadas por valor de millones de dólares, más de 100 horas extraordinarias obligatorias mensuales -una cifra tres veces superior a los límites legales-, jornadas de más de 11 horas trabajando de pie todos los días, ausencia de periodos de descanso fuera de las pausas para comer de 30 minutos, formación previa al trabajo inadecuada e ilegal, discriminación en la contratación y muchas más.

Jabil Circuit es menos conocido que otros socios de Apple en Asia, como Foxconn y Pegatron. La compañía con sede en St. Petersburg (Florida) fabrica carcasas para varios modelos de iPhone , incluyendo el iPhone 5 que se lanzó el año pasado. CLW afirma que estas malas condiciones laborales tienen lugar en su fábrica de Wuxi (al noroeste de Shanghai).

Muchas de las violaciónes planteadas en el informe de CLW contradicen los códigos de conducta de Apple y Jabil Circuit. Después de cinco años de investigaciones externas e internas sobre multitud de abusos laborales en toda su cadena de suministro en China, Apple continúa fallando continuamente a la hora de obligar a las fábricas proveedoras a cumplir con el código de conducta de la compañía y las leyes laborales locales, denuncia la ONG.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor