Fabricar un iPhone 6S cuesta 206 euros

MovilidadSmartphones

Frente a los 749 euros del precio del modelo más básico, los semiconductores usados en el iPhone 6S cuestan 112 euros, y la suma de pantalla, cámara y batería, 65 euros.

La presentación del iPhone 6S el miércoles pasado generó las pregunta habituales tras este tipo de eventos: ¿cuánto cuesta?, ¿cuánto vale? Evidentemente, ambas preguntas se refieren a aspectos diferentes. El valor de un smartphone varía para cada usuario, pero los costes de fabricación y venta son fácilmente medibles, y existe una abultada diderencia entre ellos.

Así, mientras un iPhone 6S cuesta entre 749 euros y 969 euros, dependiendo del almacenamiento elegido, fabricarlo le sale a Apple por 206 euros (o 234 dólares), según un estudio del Bank of America-Merrill Lynch.

El análisis da un precio aproximado de todos los componentes del nuevo smartphone de Apple. Así, el grueso de esos 206 euros se va en los semiconductores. Los 112 euros de este apartado incluyen 32 euros por el módem, 22 euros por el nuevo procesador A9, 19 euros por los sensores (lector de huellas, NFC…) y 18 euros por una memoria flash interna de 64 GB.

Los componentes más sólidos (pantalla, cámaras y batería) cuestan 65 euros en total. La carcasa y el resto de componentes del iPhone 6S tendrían un coste de fabricación de 29 euros aproximadamente.

Hay que precisar que el cálculo, citado por Computer Hoy, no incluye otros elementos no físicos pero sí indispensables para la producción y venta de un smartphone. El ensamblaje del teléfono (por el que Apple pagaría a Foxconn unos 8 dólares), el salario de los trabajadores, los costes de distribución, la inversión en I+D o el gasto en publicidad y marketing irían aparte de esos 206 euros.

Aun así, lo cierto es que Apple cuenta con un amplio margen de beneficio después de descontar lo que cuesta fabricar un iPhone 6S del precio de venta al público. Algo que no parece importarle mucho a los consumidores, visto que las reservas del iPhone 6S llevan camino de superar los 10 millones del año pasado, con el color rosa metálico como gran objeto de deseo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor