Facebook compra la herramienta social Glancee

CloudEmpresasMarketingRedes Sociales

La red social se ha hecho con esta start-up de San Francisco basada en la geolocalización y el descubrimiento de personas alrededor.

Facebook quiere hacer algo grande en el mercado de la movilidad. Ya nadie lo duda, tras adquirir tres empresas dedicadas a las apps en poco más de dos semanas. Primero fue la herramienta fotográfica Instagram, por la que desembolsó 1.000 millones de dólares, luego compró la aplicación para ofertas en tiendas Tagtile y este fin de semana se ha hecho pública la adquisición de una nueva firma: Glancee.

Glancee fue una de las aplicaciones que hizo furor en la pasada conferencia de música, cine y ocio interactivo SXSW, celebrada en Texas a mediados de marzo. Se trata de una herramienta que, a través de geolocalización, permite al usuario explorar quién está a su alrededor dependiendo de sus gustos y actividades. Así permite establecer nuevos contactos y ampliar el círculo de relaciones sociales.

Los fundadores de Glancee informaron de que habían sido compradas por Facebook en su web: “Estamos muy emocionados de anunciar que Facebook nos ha comprado y nos uniremos al equipo de Menlo Park para seguir construyendo grandes productos dirigidos a 900 millones de personas”, explican.

Los términos económicos de la compra no han trascendido. Lo que sí se conoce es que Glancee podría pasar pronto a mejor vida, puesto que sus creadores ofrecen a sus usuarios que se descarguen los datos volcados en el servicio y la app ya no está disponible para descarga ni en la App Store ni en Google Play. No sería la primera vez que Facebook ‘mata’ una aplicación de geolocalización. Solo hay que recordar lo que pasó con Gowalla hace unos meses.

Las últimas compras de Facebook son la muestra de que la red social planea algo grande en el mercado de los smartphones y de que la movilidad es una de sus bazas para su inminente Oferta Pública de Venta (la firma ha comenzado hoy su road-show). Facebook estaría volcada en el desarrollo de sus propios teléfonos que funcionarían con aplicaciones web basadas en HTML5 y cuyo hardware podría estar adaptando la empresa británica Inq Mobile.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor