Facebook y Oculus deberán pagar 500 millones de dólares a ZeniMax

CiberpoderInnovaciónRegulación

El jurado entiende que el fundador de Oculus, Palmer Luckey, ha roto el acuerdo de no divulgación que tenía con ZeniMax.

Dos años de litigio que llegan a su fin. La empresa ZeniMax ha conseguido que parte de sus demandas sean tenidas en cuenta y Facebook, como empresa madre de Oculus, deberá indemnizarles por robo de información con 500 millones de dólares. Así lo ha decidido un jurado de Texas, que ha decidido que el cofundador de Oculus, Palmer Luckey, no ha cumplido con el acuerdo de no divulgación que había firmado con ZeniMax, su anterior empresa.

Los 500 millones no son responsabilidad íntegra de la empresa de Mark Zuckerberg, a quien se pudo ver declarando en el juicio. Oculus deberá pagar 200 millones por romper el acuerdo de no divulgación, 50 millones por violación de derechos de autor y 50 millones por denominación engañosa; la última sanción se le aplicará también a Luckey. Brendan Iribe, cofundador de Oculus, deberá pagar también 150 millones de euros, recoge Polygon.

Oculus apelará la sentencia aunque, han dicho, están deseando dejar el caso atrás. El fallo no es totalmente favorable a los denunciantes, resaltan. “El corazón de este caso era si Oculus había robado secretos comerciales de ZeniMax, y el jurado declaró decisivamente en nuestro favor”, como ha explicado un portavoz de la empresa de realidad virtual.  “Los productos de Oculus están construidos con tecnología de Oculus. Nuestro compromiso con el éxito a largo de la realidad virtual sigue siendo el mismo”.

En declaraciones a TechCrunch, un portavoz de ZeniMax ha dicho que la compañía está satisfecha con la decisión, y que espera “asegurar que no habrá ningún uso más” de la tecnología de la que se han apropiado indebidamente.

Facebook tiene en esta tecnología una de sus grandes apuestas. Según revelaba Zuckerberg en su declaración ante el jurado, la empresa tiene previsto invertir más de 3.000 millones de dólares en el proyecto, ya que considera que la buena realidad virtual tardará cinco o diez años en consolidarse.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor