Facebook pagará impuestos en Reino Unido por sus ingresos en el país

JusticiaRegulación

A partir de abril, la facturación publicitaria de Facebook en Reino Unido correrá a cargo de su filial británica y no de Facebook Irlanda.

La persecución a la elusión fiscal por parte de las autoridades de varios países europeos está empezando a fructificar. Una de las empresas modelo de este tipo de prácticas, Facebook, ha aceptado cambiar su estructura corporativa para que los grandes ingresos por publicidad obtenidos en Reino Unido sean objeto de tributación en este país y no en Irlanda, como sucedía hasta ahora.

La compañía estadounidense pagó sólo 4.327 libras en impuestos en Reino Unido en 2014, gracias al empleo de una complicada disposición basada en su filial irlandesa, lo que le permitió evitar el tipo de tributación local del 20%. Al igual que otras empresas como Google y Amazon, Facebook, posee oficinas en Londres pero a efectos fiscales niega hacer cualquier negocio real en Reino Unido.

Pero ahora, Facebook ha publicado un documento interno, desvelado por la BBC, en el que se dice: “El lunes [día 7] vamos a empezar a notificar a los grandes clientes de Reino Unido que desde el inicio del mes de abril van a recibir facturas de Facebook Reino Unido y no de Facebook Irlanda. Lo que esto significa en la práctica es que las ventas de Reino Unido, hechas directamente por nuestro equipo de Reino Unido, serán reconocidas en Reino Unido”.

No está claro aún cuánto dinero en efectivo le costará este cambio a Facebook cuando se haga oficial con el inicio del nuevo año fiscal en abril, pero es de esperar que el gobierno de Londres se llevará una buena porción de las ganancias que Facebook hace en el país cada trimestre.

La compañía justifica esta modificación en su política “a la luz de los cambios en la legislación fiscal en Reino Unido, nos pareció que este cambio podría dar transparencia a las operaciones de Facebook en el país”. Naturalmente, este no es un movimiento altruista para ayudar al Estado británico a construir más carreteras, escuelas u hospitales, sino que la empresa quiere evitar con ello el nuevo impuesto sobre los beneficios desviados, que sería del 25%.

Ello plantea también la pregunta acerca de si gracias a este acuerdo hasta ahora sin precedentes, Facebook evitará pagar algún impuesto adicional por los ejercicios anteriores.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor