Facebook decide suprimir el etiquetado automático de fotos en Europa

CloudEmpresasMarketingRedes SocialesRegulación

La red social ha preferido eliminar este sistema basado en el reconocimiento facial tras un informe negativo de la Comisión de Protección de Datos de Irlanda.

Facebook ha recibido una nueva llamada de atención por su forma de tratar la información personal de los usuarios. El DPC (Data Protection Commisioner o Comisión de Protección de Datos) ha emitido un informe negativo en el cual solicita cambios en la plataforma.

Para curarse en salud la empresa de Mark Zuckerberg ha preferido desactivar su etiquetado automático de fotos, que identifica a los usuarios a través de tecnología de reconocimiento facial. El documento de la auditoría no mencionaba de forma expresa una retirada del servicio, pero Facebook ha decidido suprimirlo hasta que consiga cumplir todas las normas.

“En respuesta al reciente dictamen, hemos ido más allá de las recomendaciones iniciales del DPC sobre nuestra herramienta de sugerir etiquetados y desconectaremos la función para todos los usuarios en Europa y las funciones existentes antes del 15 de octubre”, subraya Facebook en un comunicado, en el que también asegura que intentará seguir las directrices comunitarias y seguir colaborando con las instituciones de protección de datos.

No es una retirada definitiva. La compañía reitera que “una vez tengamos un acuerdo para un enfoque mejor sobre la manera de comunicar y educar a los usuarios con la DPC, traeremos de vuelta esta útil herramienta”. Quizás Facebook trabaje en cómo implementar la tecnología de reconocimiento facial heredada de la israelí Face.com, que Facebook compró a principios de año por 60 millones de dólares, según algunas fuentes de la industria.

Al otro lado del Atlántico, en EE.UU, la red social también ha tenido que enfrentarse a problemas por su privacidad. Un tribunal de apelaciones del país ha acordado que Facebook afronte una multa de 9,5 millones de dólares  (unos 7,5 millones de euros) por violar la privacidad de los usuarios con su servicio Beacon.

Beacon se lanzó en 2007 como una iniciativa para enviar datos de medio centenar de sites externos a Facebook y que los usuarios compartieran su actividad en los mismos automáticamente en la red social. El problema es que la firma de Mark Zuckerberg no pedía el consentimiento expreso de estos. Beacon generó muchas quejas y finalmente fue retirado. Sin embargo, ni Facebook ni sus partners se libraron de una demanda colectiva de 19 personas. Facebook ofreció 9,5 millones de dólares para zanjar el caso, cantidad que finalmente ha sido aceptada por las autoridades. El año pasado el propio Zuckerberg reconocía que el lanzamiento de Beacon había sido “un error”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor