Facebook vigila tus conversaciones de chat

CloudMarketingRedes SocialesSeguridad

El responsable de seguridad de la red social, Joe Sullivan, explica cómo funciona un software que monitoriza las charlas entre los usuarios. Supuestamente lo hace para localizar a pederastas, pero ¿hasta dónde llega esta tecnología?

Facebook está vigilando las actualizaciones en muro y las conversaciones que los usuarios mantienen a través de su chat, supuestamente, con el fin de localizar actividades criminales y notificárselas a la policía.

La red social iniciaría cada proceso de seguimiento a usuarios concretos cuando su software identifica palabras o expresiones que hagan mención a delitos o cuando se detecta a usuarios de mayor edad hablando con menores y usando términos malsonantes. Cuando el software de escaneo identificar un cambio en una conversación sospechosa se lo hace saber a los empleados de Facebook encargados de la seguridad.

Fruto de esta tecnología al menos un pederasta que planeaba reunirse con una niña de 13 años en Florida fue detenido el pasado mes de marzo, lo que muestra que la empresa de Mark Zuckerberg lleva varios meses monitorizando las conversaciones.

La detención de este sujeto fue casi instantánea: solo un día después de la conversación con la adolescente. Así se lo ha hecho saber el responsable de seguridad de Facebook, Joe Sullivan, en una entrevista concedida a Reuters.

Aunque el fin último de esta tecnología sería la localización de pedófilos la existencia de un sistema como este en una plataforma en la que hay casi 1.000 millones de usuarios inscritos da mucho que pensar. ¿Quién puede tener acceso a nuestras conversaciones en la red social y para qué? ¿Está a salvo nuestra privacidad y la de nuestros contenidos personales de las empresas privadas socias de Facebook y de las autoridades?  

Sullivan explica a Reuters que la red social nunca ha querido “crear un ambiente en el que nuestros empleados vigilen las comunicaciones privadas. Lo realmente importante es que usemos la tecnología que tiene una tasa muy baja de falsos positivos”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor