Cómo es el emprendedor español medio

Empresas

Hoy se celebra el Día del Emprendedor, excusa perfecta para analizar cómo les van las cosas a los emprendedores españoles.

Si se busca en Google “Día del Emprendedor” los resultados son muchos y variados, hay desde un World Entrepreneurship Day con pinta de “oficial” programado para agosto, hasta algunas noticias de 2010 que lo ponen el segundo viernes de abril. Y luego están las teorías -una nota de prensa de Spotcap entre ellas -que lo sitúan el día 16 de abril, es decir, hoy.

No importa si es hoy o no -muchos emprendedores valorarán el acierto de que se celebre aunque caiga en sábado -, es una buena excusa para repasar cuál es el perfil de los emprendedores en España y cuáles son sus perspectivas de futuro, algo para lo que recurrimos a los datos y estudios publicados por el Global Entrepreneurship Monitor. Según su último informe, el emprendedor español “medio” es hombre, de entre 35 y 44 años, y tiene experiencia profesional previa. La excepción es el sector de la tecnología, donde la edad media baja a los 25 años.

Las mujeres que emprenden son también más jóvenes: su edad ronda los 25-34 años. Además, el 50% de las emprendedoras tienen estudios superiores.

Que emprender no es fácil lo sabe todo el mundo y, si hay que nombrar dos dificultades específicas a las que todos los emprendedores se enfrentan, es fácil acertar con las que son efectivamente las más nombradas: el acceso a la financiación (se sigue recurriendo a los ahorros personales y a la ayuda de la familia) y toda la burocracia necesaria y el poco apoyo por parte de la administración. De hecho, España ocupa el puesto 33 en el ranquin del Banco Mundial que analiza las normas gubernamentales que regulan las empresas.

Diferencias entre Comunidades Autónomas

¿Son iguales los perfiles de los emprendedores y su situación en las distintas Comunidades Autónomas? Como es lógico, no. En Spotcap han analizado los datos referentes a los emprendedores de Andalucía, Comunidad Valenciana, Galicia y Madrid, dando así con los principales rasgos que definen a cada región.

En Andalucía, por ejemplo, hay una gran diferencia entre los nuevos emprendedores y los consolidaddos: el nivel de estudios. Mientras que los primeros tienen estudios superiores, aunque sin formación específica, la mayoría de los del segundo grupo tienen únicamente estudios primarios. En la Comunidad Valenciana el 50,5% de los emprendedores tienen estudios universitarios, y en Galicia también suelen tener estudios de formación profesional o Universidad.

En cuanto a los sectores, hay también bastantes diferencias: desde comunidades dedicadas casi por completo a los servicios  (el 73,1% de los emprendimientos en la Comunidad Valenciana), a otras en las que crecen sobre todo las actividades científico-técnicas y del sector agrícola-ganadero, como Andalucía.

En cuanto a las perspectivas de futuro, hay una tendencia generalizada: los emprendedores más jóvenes son los que se muestran más optimistas con respecto a su crecimiento, mientras que los más asentados son más prudentes o incluso pesimistas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor