Finaliza el soporte a versiones antiguas de Microsoft Windows

PCWorkspace

Quedan pocos días para que Microsoft detenga la producción de actualizaciones de seguridad para versiones antiguas de Windows.

El próximo día 11 expira el plazo para que expire el ciclo de vida de las actualizaciones de seguridad de Windows 98, Windows 98 Second Edition (SE) y Windows Millennium Edition (ME).

A partir del día 11, los usuarios de estas plataformas contarán con tres opciones posibles: actualizarse, adquiriendo licencias de versiones más modernas de Windows; seguir empleando estas versiones obsoletas pese a no disponer de parches de seguridad; o por último, plantearse la posibilidad de migrar a soluciones no Microsoft, aprovechando el acercamiento al mercado de distintas distribuciones UNIX, con entorno de escritorio y procedimientos sencillos de instalación.

El volumen de usuarios afectados por la finalización de soporte se estima en unos 70 millones. Otras fuentes hablan que el reparto puede establecerse en unas 48 millones de máquinas en 98 y 98SE, por un total de 25 millones de máquinas con ME. Estimaciones similares a la mostrada cifran en el 13% el porcentaje de usuarios de productos operativos Microsoft que emplean las versiones 98, 98SE y ME. Los analistas estipulan que el porcentaje de usuarios residual que continúe usando estas plataformas a finales de año, será del orden del 6%, lo que podría traducirse en unos 35 millones de usuarios.

Revisando las notas ofrecidas por Microsoft es posible encontrar información adicional sobre los plazos del ciclo de vida y los plazos que se han consumido hasta llegar a esta retirada definitiva. En primera instancia, el soporte técnico ampliado de correcciones para Windows 98 y Windows 98 SE finalizó el 30 de junio de 2003, mientras que el soporte técnico ampliado de correcciones para Windows Millennium Edition finalizó el 31 de diciembre de 2003. El 11 de julio de 2006 también marca la fecha en la que aquellos que contrataron el servicio de correcciones de seguridad no críticas, suministrado bajo demanda y análisis previo de la compañía, dejarán de recibir servicio. Existirá un soporte online de autoayuda habilitado hasta el 10 de julio de 2007, suministrado en forma de base de conocimientos Web (Microsoft Knowledge Base).

Es muy significativo el hecho de que, hasta que estos 70 millones de usuarios decidan por qué camino seguir, estarán expuestos a los nuevos ataques y vulnerabilidades que puedan aparecer. No será posible obtener soluciones a dichos problemas por parte del fabricante, y quedará su solución a merced de parches no oficiales y “workarounds” que planteen los miembros de la comunidad de usuarios.

La ventana temporal que se abre hasta que la totalidad de usuarios afectados decidan y materialicen su elección, se presenta como larga y heterogénea. Por tanto, se abre una veda para la explotación de vulnerabilidades en un coto cuyas lindes no tienen a día de hoy barreras claramente definidas.

No menos significativo es que entre los distintos segmentos poblacionales, existe un elevado número de usuarios que no tienen a los parches de seguridad como prioridades de funcionamiento, o que sencillamente, desconocen estos procedimientos de actualización. A su favor juega que mucho código malicioso diseñado hoy en día no funciona en estas plataformas obsoletas, tal y como corrobora Johannes Ullrich, CTO de SANS Internet Storm Center, que curiosamente, plantea dos soluciones para los usuarios afectos: actualizar a versiones más modernas de Windows … o migrar a Mac.

Quizás la decisión más difícil, sin menospreciar el dilema de los usuarios domésticos, la tienen las corporaciones y empresas que por diversas razones continúan empleando estos sistemas de escritorio. Los planes de migración podrían ser costosos en tiempo y desembolso, y este factor puede aumentar considerablemente el riesgo en el que se incurre a partir de ahora. A consecuencia de esto, los gestores de seguridad deberían revisar sus mapas de riesgos, y hacer las modificaciones oportunas para la adecuada cuantificación.

La próxima cita será en julio de 2010, plazo en el que finaliza el soporte técnico ampliado para la familia de Windows 2000, cuyo soporte técnico estándar fue discontinuado hace precisamente un año.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor