Finalmente Microsoft apuesta por sus propias tablets

Empresas

Desde que se anunció el evento de ayer de Microsoft, los rumores sobre una tablet Windows fabricada directamente por ellos se hacían cada vez más fuertes. Finalmente como ya os llevamos diciendo desde hace unos días fue así, Microsoft ha anunciado oficialmente que se mete de forma directa en el mercado tabletero con su tablet Surface, que vendrá en dos “sabores”, con un par de ases en la manga y cierto misterio sobre su verdadero hardware.

Hasta ahora los iPad de Apple estaban siendo la norma que controlaba las tablets, pero Microsoft se ha puesto manos a la obra y el resultado no está nada mal. Hablamos de una tablet con pantalla de 10,6 pulgadas y relación de aspecto 16:9 con resolución 1920 x 1080, lo que vienen siendo 208 ppi.

Vale, no llega a los impresionantes 264 ppi de la Retina Display del nuevo iPad, pero no está nada mal. Incluso en Microsoft le han puesto su propio nombre a esta pantalla, “ClearType”, siguiendo la nomenclatura de su sistema de mejora tipográfica en Windows.

Contará también con una carcasa de magnesio, puerto USB, ranura SD, cámara delantera y trasera, puerto DisplayPort, pantalla Gorilla Glass, soporte integrado y ventilación pasiva periférica, por lo que se calentará menos que las tablets friehuevos actuales.

En su interior la mejor antena Wi-Fi para tablet que existe, o al menos eso dicen, con antenas Wi-Fi 2×2 MIMO que permiten una recepción perfecta aunque estuviera en las tripas de Bender.

Pero quizás una de las cosas que más destacaron fue su cubierta magnética de colores TouchCover, de tan sólo 3 mm, con acelerómetro y que funciona además como teclado y touchpad multitáctil. Posiblemente el teclado más fino filipino de la historia. Según Windows su sistema sensible a la presión lo hace 10 veces más rápido que un teclado normal, habrá que verlo para creerlo.

Pero no sólo es una tablet, se trata de dos: la versión normal con un espesor de 9,3 mm, 680 gramos, procesador ARM, memoria flash de 32 o 64GB y Windows RT; y luego la Pro, con 13,5 mm, un peso algo mayor, soporte USB 3.0, memoria interna de 64 o 128 GB, procesador Intel Ivy Bridge Core i5 y Windows 8.

Pero a pesar de que tenga una pinta genial y cuente con todos los accesorios y puertos que la hagan universal y genial, todavía no han dado datos concretos de que RAM y procesador lleva, ni de si usará conexión 3G/4G, ni del precio.

Lo único que está claro es que saldrá a la venta 3 meses después del lanzamiento oficial de Windows RT y que Microsoft se está tomando muy en serio instaurarse como una alternativa muy a tener en cuenta. ¿Qué opináis, será otra Zuneada o triunfarán como el Avecrem?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor